Los restos del profesor





NEUQUEN (AN).- «No vamos a prestarnos a nada que sea político; si hay gente que nos apoya, se lo agradecemos, si hay que gente que no, la respetamos. Por favor, pedimos que nos respeten. Ni siquiera pasaron 24 horas de la muerte, no queremos», sostuvo un cuñado de Carlos Fuentealba ayer por la tarde en su casa del barrio Gran Neuquén.

«No sabemos qué vamos a hacer todavía», respondió el hombre cuando se le consultó sobre el destino que tendrán los restos del docente neuquino que ayer, en la mayor privacidad, les fueron entregados a los familiares y después se los depositó en el cementerio central de la ciudad. Es muy posible que los restos sean cremados y que luego se los traslade a Junín de los Andes, pero antes debe haber una autorización de la justicia. Es que todavía puede ser objeto de pericias.

El fallecimiento del docente se produjo oficialmente el jueves a las 23 pero seis horas antes ya se había diagnosticado su muerte cerebral.

Desde el servicio de sepelios de la cooperativa CALF confirmaron que desde ayer por la tarde los restos están en el cementerio central.

«Lo que vamos a hacer todavía no lo tenemos decidido», sostuvo su cuñado.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los restos del profesor