Los suelos y napas



Cuando apenas el emprendimiento se puso en marcha la primera consulta fue sobre las condiciones del sitio para este tipo de cultivos. Respecto de la cercanía del campo con el mar, cuando se hicieron los primeros estudios los expertos explicaron que el mar actúa como modelador de las temperaturas, y las heladas son de menor cuantía. Desde la Dirección de Agricultura de la provincia explicaron que desde el punto de vista agroecológico la zona tiene condiciones para estos cultivos. El recurso hídrico es subsanado con los efluen- tes surgentes dentro del campo, se han llevado muestras para la aptitud agrícola considerando que los parámetros sean adecuados y es así. El emprendimiento constituye una actividad olivícola de 250 hectáreas de las que se disponen 120, destinadas exclusivamente a la producción. Hay a razón de 1.000 plantas por hectárea. En estos tres años en que el proyecto está en marcha, el comportamiento de suelos y napas han sido óptimos. (ASG)


Comentarios


Los suelos y napas