Los temas que ocupan a Davos

Un gigantesco plan antituberculosis fue anunciado ayer en el Foro Económico Mundial (WEF) de Davos donde, al margen del cónclave, la situación en Medio Oriente y en los mercados petroleros extendió una sensación de incertidumbre.

Gran Bretaña, Nigeria y el multimillonario estadounidense Bill Gates anunciaron el lanzamiento de un ambicioso plan de 56.000 millones d dólares para impedir 14 millones de muertes por tuberculosis durante la próxima década.

Esta cifra equivale al triple de las sumas previstas hasta ahora por la iniciativa Stop Tuberculosis -una asociación de 400 organizaciones- para luchar contra esta enfermedad, que causa 5.000 muertos diarios, según un comunicado publicado en el marco del Foro Económico Mundial (WEF).

En rueda de prensa, Bill Gates, cofundador del gigante mundial de informática Microsoft, se comprometió a aumentar la contribución de su Fundación humanitaria de 300 a 900 millones de dólares en 2015.

Una vez totalmente financiado en un plazo de 10 años, este Plan mundial para acabar con la tuberculosis podrá dedicar 47.000 millones de dólares para tratar a 50 millones de personas, así como 9.000 millones a la investigación.

Un 40% de los fondos provendrá de los países del G8 (siete países más industrializados más Rusia) y de otros donantes, y 60% de los países afectados por la tuberculosis. Desde su inicio el WEF estuvo centrado en las grandes potencias emergentes asiáticas, pero el viernes la atención se desvió hacia las consecuencias de la abrumadora victoria de movimiento islamita Hamas en las elecciones palestinas.


Comentarios


Los temas que ocupan a Davos