Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Los trastornos y falencias en salud mental

En la provincia ya se discute una nueva norma legal en la materia.



#

Algunos sectores señalan que falta acompañamiento estatal. (Foto: Marcelo Ochoa)

Salud

La inquietud de la familia o los vecinos en casos de salud mental repercuten en forma pública cuando la percepción es una falta de acompañamiento estatal, con el correr de los años, y demuestran la poca efectividad de la Ley N° 2.440 de “desmanicomialización” en Río Negro que data de 1991.

A veces, la carga emocional se ve abrumada a juzgar por los testimonios que llegan a la Defensoría del Pueblo. Por caso, una persona de Bariloche en comunicación con ese órgano de control que en el transcurso de los últimos ocho años inició la búsqueda de un diagnóstico certero sobre el estado de salud mental de una familiar muy estrechamente ligada a su vida. De acuerdo al relato, recién hace un año y medio pudo conocer que los estados de crisis que padeció durante su vida trataban de brotes psicóticos, diagnóstico que le brindó un psiquiatra particular y de quien depende el tratamiento actual que lleva adelante su allegada.

En su experiencia como familiar de una paciente de salud mental advierte que frente a situaciones de crisis, los allegados no tienen dónde recurrir si sus recursos económicos no le permiten afrontar gastos de atención de un profesional particular. En forma específica, cuestiona el protocolo de actuación dispuesto por el artículo 18 y solicita la creación de un servicio de emergencia psiquiátrico en los hospitales provinciales. El mencionado artículo estipula que ante una internación policial de urgencia, el director del hospital del lugar y la autoridad policial deberán dar aviso al juez competente en cual convocará al equipo terapéutico del área, en un plazo no mayor de 24 horas, período durante el cual la persona quedará alojada en el ámbito hospitalario o en el lugar que la guardia hospitalaria preventivamente establezca, debiéndose garantizar los aspectos vinculados a espacio físico, recursos humanos y terapéuticos en general que para el caso correspondan; entre otros aspectos.

Un grupo de vecinalistas de San Antonio Oeste llegaron a la Defensoría por indicación del municipio expresando su alerta y preocupación por los reiterados robos, abusos y obscenidades y demás hechos de violencia que sufren a diario algunas familias de esa ciudad debido al accionar de un joven con graves problemas de adicción. En los trámites se vio claramente que varios organismos se pasaron la responsabilidad del caso.

En agosto pasado, la defensora Nadina Díaz, pidió informes sobre el funcionamiento del área de Salud Mental de El Bolsón. Se constató que el hospital trabaja en articulación con un Hogar de Tránsito. La institución funciona las 24 horas con la asistencia de cinco operadores en un espacio “adaptado” que, según se informó al ente de control, “no sería plenamente apto para el uso que se le da”. También llamó la atención que los datos de esta residencia no estuvieron incluidos en el listado de espacios del Ministerio de Salud.

Esta situación fue plasmada en un informe enviado a la Legislatura y en el que se pidio “no perder de vista la realidad de las familias que cargan a diario con personas con padecimientos de estas características.

Recientemente, en el parlamento rionegrino sesionó la Comisión Interpoderes que preside la Legisladora Viviana Pereyra (JSRN). En esa oportunidad, la vocal del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro, Liliana Piccinini impulsó la necesidad de dotar de presupuesto para hacer operativa la norma y en tanto que la Procuradora General, Silvia Baquero Lazcano, consideró que se debe establecer “ dónde tiene que estar ubicado el órgano que va a ejercer las tareas de control y revisión de las internaciones que se dispongan en el marco provincial”.

Las actividades terapéuticas en números

En los requerimientos oficiales, se supo que en el hospital Area Programática de Choele Choel, se realizaron 12.435 consultas por sufrimiento mental. En la actualidad, no hay personas internadas en el hospital, pero tres pacientes fueron derivados a Valle Sereno de General Roca y otra a Casa del Sur en Cipolletti.

Bariloche tiene 12 pacientes internados, y las instituciones a las que se derivan son las dos mencionadas más el geriátrico San Martín, El Candil y Lilita. En el mismo año, en Chimpay se brindaron 2.545 atenciones.

En Allen se encuentran alojadas ocho personas. Fueron internadas desde hace años atrás, más tarde fueron compensándose pero por no contar con familiares que quisieran retirarlos de la institución continúan allí. De acuerdo a lo que se pudo saber, con el paso del tiempo se trabajó en la búsqueda de referentes cercanos, se les entregó un documento, obteniendo además certificado de discapacidad y una pensión no contributiva, y actualmente, los referentes hospitalarios están a la espera de los tiempo que requieren los trámites mencionados para avanzar en la búsqueda de algún hogar geriátrico como primera posibilidad.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


Los trastornos y falencias en salud mental