Los tropiezos de PAMI complican a Salud Pública

ROCA (AR).- Cuando una partida de dinero adicional enviada a mediados de enero pareció traer tranquilidad a las cuentas de PAMI en Río Negro, desde el hospital "Francisco López Lima" de Roca alertaron que la problemática por falta de pagos se repite.

En el nosocomio advierten que cada vez más jubilados son rechazados en las clínicas privadas por deudas de la obra social y concurren a centros públicos, que lentamente se están viendo desbordados.

Desde el "López Lima" aseguran que, a pesar de los distintos pagos que se han realizado en los últimos días, los afiliados siguen llenando las colas del hospital y los centros de salud. "Estamos recibiendo un promedio de 10 pacientes diarios afiliados a PAMI, porque en las clínicas privadas no los atienden", aseguró la directora del nosocomio, Cristina Uría.

Otra situación indica que, a partir de la intermitencia en la atención privada, los jubilados optan por acudir directamente al hospital, ya que se les garantiza un seguimiento de sus enfermedades.

Según se informó, los casos que recibe el hospital son los más extremos, por lo que representan más dificultades para poder atenderlos en forma adecuada. "Llegan luego de meses sin controles, con casos que requieren internación e incluso intervenciones quirúrgicas que no estaban programadas", comentó la responsable del "López Lima".

El conflicto que PAMI mantiene con los prestadores de la provincia parece no tener fin, y los receptores directos de los afiliados son las dependencias de Salud Pública, a la que también se les adeudan prestaciones.

"Nosotros también tenemos convenios, por los que también mantienen deudas. Esta situación no es justa pero hay que pensar que si no le pagan a las privadas, menos nos van a pagar a nosotros", explicó Uría.

"Lo que ocurre es que el hospital no va a dejar de atender a los enfermos y está bien que así sea, pero no hay que desconocer que funcionar de esta manera genera problemas", agregó.

Consultadas sobre la relación actual con PAMI, las dos clínicas privadas de Roca aseguraron estar prestando el servicio. No obstante, en el caso de Clínica Roca surgieron dos versiones: la oficial, que indicó que se está trabajando en forma temporaria, a partir de que el viernes de la semana pasada recibieron parte del pago prometido por PAMI; y otra que, a partir de una consulta particular, informó que el servicio no estaría totalmente regularizado.

Desde Clínica Roca se aseguró que "entre el jueves y el viernes pagaron (desde PAMI) parte de la deuda. Más específicamente, se abonó el dinero correspondiente a las partidas de agosto y septiembre, pero todavía se adeuda hasta enero".

A partir de ese pago, según se declaró oficialmente, se volvió a prestar una atención en forma temporaria, sujeta a una futura normalización.

Por otra parte, desde el sanatorio Juan XXIII se aseguró que la atención a los afiliados de PAMI se mantiene en forma normal.

Sin embargo, los jubilados ven amenazada la atención por el constante endeudamiento que mantiene desde hace años PAMI con los afiliados a Feclir en Río Negro. Esa contaminación en el vínculo es el que vuelca en forma obligada a los pacientes hacia las instituciones públicas, donde se les garantiza un seguimiento a sus problemáticas.


Comentarios


Los tropiezos de PAMI complican a Salud Pública