Los últimos bosques



Los bosques bolivianos pueden llegar a desaparecer en 500 años si se mantiene la tasa de deforestación actual, estimada en 109.000 hectáreas anuales, según un informe de la Superintendencia Agraria conocido ayer. De acuerdo con el Mapa de Cobertura y Uso Actual de la Tierra en Bolivia, la superficie desforestada se triplicó entre 1978 y 2001, al pasar de 1,1 millones a 3,6 millones de hectáreas.

El informe, difundido por la prensa local, señala que la región de Santa Cruz (oriente) fue la más afectada por ese fenómeno, pues las hectáreas desforestadas subieron de 618.000 a 2,1 millones en un período de 23 años.

En la región de La Paz, cuya capital homónima es la sede del gobierno boliviano, las hectáreas desforestadas pasaron de 272.900 en 1978 a 678.035 en 2001. La Superintendencia estimó que el promedio anual de deforestación para fines agropecuarios se ubicó en 109.033 hectáreas.

El portavoz de la superintendencia advirtió que si se mantiene la deforestación registrada entre 1978 y 2001, los bosques pueden empezar a desaparecer en un lapso de 496 a 525 años. El Mapa de cobertura y uso de la tierra, que contó con financiación del gobierno de Dinamarca, se produjo con la clasificación digital de 56 imágenes satelitales.


Comentarios


Los últimos bosques