Los últimos días del gran seductor

John Malkovich es Giacomo Casanova en un musical que se estrenó en Viena con éxito.

VIENA (DPA).- Aquejado por la edad, el seductor más famoso de todos los tiempos se mueve arrastrándose entre el dormitorio y el vestidor de su casa. Aunque su encanto ha marchitado bastante, posee la sabiduría que dan los años. Y con su biografía en mano Casanova sigue obstinado con la última mujer de su vida, la bella escritora Elisa von der Recke. En “The Giacomo Variations” John Malkovich da vida al legendario mujeriego, que entre piezas de Mozart hace repaso de una vida marcada por la libido. Y el público del teatro vienés Ronacher, donde se estrenó la obra en la noche del miércoles, respondió con “bravos” y un largo aplauso al astro hollywoodense. “Lo que hacemos es realmente una sinvergüenzada”, había dicho poco antes el director y autor del libreto, Michael Sturminger. “Pero nos lo pasamos increíblemente bien”. Él y el director musical, Martin Haselböck, se sirven de las óperas de Mozart “Don Giovanni”, “Figaro” y “Cosi fan tutte” para enmarcar las peripecias de Casanova. Con una escenografía estática, el barítono Florian Boesch fue el espejo musical de Casanova, mientras que las actrices Ingeborga Dapkunaite y la soprano Sophie Klussman encarnaron a las mujeres de la vida del seductor. “Seguro que no seré el próximo Pavarotti”, bromeó el actor estadounidense en una entrevista televisiva antes de la premiere. Con todo, Malkovich se atrevió valientemente a sumar su voz a la de los profesionales, aunque quede claro que las arias no son uno de los fuertes del actor, nominado dos veces a un Oscar. A lo largo de dos horas, presente y pasado de Casanova se entremezclan enrevesadamente con las óperas de Mozart. Y el Casanova de Malkovich es tan difícil como resultaba el seductor para sus víctimas: pasa de ser un inteligente conversador a un vulgar castigador, un encantador ingenioso y un violento cuando una mujer no sucumbe a sus encantos. A la hora de enfrentarse a los corazones que ha roto, defiende el momento con absoluta libertad, incluso el sexo con su propia hija. Pero ante la proximidad de la muerte regresa a los brazos de una antigua y olvidada amante, y le jura amor eterno. Lo que no se sabe es qué ocurre después. Las “Giacomo Variations” podrán verse otras cuatro veces en Viena antes de continuar su gira mundial.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora