Los vecinos del Labraña ya no padecen los olores del desagüe

"Ahora nos podemos dar el lujo de tomar mate afuera", aseguran





CIPOLLETTI (AC).- El verano pasado los habitantes del barrio Labraña de Cipolletti no podían ventilar sus casas ni permanecer en el patio por los fétidos olores que emanaban del Canal de los Milicos. «Ahora nos podemos dar el lujo de tomar mate afuera», dicen los vecinos.

Desde hace una semana, cuatro de las cinco industrias denunciadas por contaminar este desagüe, no pueden arrojar más sus efluentes sin tratamiento. La Justicia se los prohibió, tras el amparo ecológico que presentaron los pobladores en abril.

Los vecinos notan el cambio. «Ni de día ni de noche sentimos olores en esta semana», dijeron ayer.

La situación ya había mejorado hace un tiempo, cuando el Departamento Provincial de Aguas (DPA), también por orden de la Justicia, tuvo que limpiar el colector y entubar unos 100 metros que pasan justo frente a Labraña.

Los habitantes decían que la diferencia era significativa, aunque reconocían que algunas noches, pese a que lo líquidos pasaban bajo tierra, igual sentían olores.

Uno de las últimas ocasiones en las que padecieron esta situación fue el 25 de diciembre.

«Estábamos afuera la noche de Navidad y empezamos a sentir el fuerte olor. Sabíamos que venía del desagüe. Algo estaban tirando», dijo uno de los vecinos que forma parte del grupo que presentó el amparo ecológico.

Pero en estos primeros días de 2005, al menos hasta ayer, las molestias cesaron.

«Cambió mucho el barrio. Antes teníamos que estar todo el día con las puertas y las ventanas cerradas. En verano, con el calor el olor era insoportable. Ahora nos podemos dar el lujo de tomar mate afuera», relató el vecino.

Los integrantes de la Cámara Laboral de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Sala Civil y Contencioso Administrativa de la IV Circunscripción Judicial, Alfredo Pozo, Edgardo Albrieu y Jorge Douglas Price, le habían dado plazo hasta el 31 de diciembre a las empresas denunciadas para que dejaran de contaminar.

Cuatro de ellas cumplieron con las exigencias y realizaron las obras necesarias. A la quinta, una papelera, le concedieron una ampliación del plazo. Tendrá tiempo hasta fines del mes próximo.

En la misma resolución en la que aceptaron la prórroga a la papelera, los jueces le ordenaron al DPA que realice un monitoreo del desagüe a partir del primero de marzo, cada 30 días. Los técnicos de este organismo provincial deberán concretar este estudio durante tres meses.

En base a los resultados que se obtengan de este relevamiento los camaristas decidirán si es necesario adoptar nuevas medidas o bien ya pueden dar por finalizada su tarea.

Cabe recordar que la sentencia dictada en julio en la causa de amparo ecológico por el Canal de los Milicos fue abierta porque los jueces querían seguir de cerca el tema para comprobar que realmente las exigencias volcadas en los papeles se convirtieran en realidad. Hasta ahora, la mayoría de las acciones ordenadas «se concretaron», reconocen los magistrados.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los vecinos del Labraña ya no padecen los olores del desagüe