Los venezolanos más pobres se quedan sin su "fábrica de sueños"Votan a Chávez, pero quieren al canal RCTV

#

Ayer continuaron las protestas contra el cierre de la televisora, muy querida en Caracas.

CARACAS (AFP) - El presidente Hugo Chávez afectó por primera vez a sus propios seguidores, los venezolanos más pobres, con la decisión de no renovar la concesión a su fábrica de sueños, Radio Caracas Televisión (RCTV), con fuerte producción de telenovelas y programas de alta popularidad.

"Yo siempre voté por Chávez, pero también veía RCTV", dijo Adela Velázquez de 53 años, mientras conversaba con cuatro amigas en una pequeña cafetería en el barrio Carpintero, de casitas precarias de ladrillos colgadas de una ladera, en la populosa barriada de Petare (este de Caracas). Adela enumera sus programas favoritos: el humorístico 'Radio Rochela', el de farándula 'De boca en boca', el de concursos 'Quién quiere ser millonario'.

"No me gustó nada la decisión de Chávez. Yo veía todos sus programas y la nueva televisora (la estatal Tves) no me gusta". "Yo no le prestaba atención a sus noticieros, me daba igual", dice Adela, en alusión a la línea editorial opositora del canal, cuya señal se extinguió el domingo a medianoche. "Si el país es del pueblo, Chávez debería haber preguntado al pueblo", añade Denisse Rada, de 29 años. "Desde que tenía dos años veía RCTV. Ya me hace falta. El nuevo canal no lo veo, a lo mejor es cuestión de acostumbrarse", comentó Rada.

Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis, apunta que RCTV conseguía su mayor audiencia entre los sectores más humildes, que veían "no el noticiero o los programas de opinión, que además no estaban en el horario de mayor encendido, sino la telenovela, los programas de humor y el de mayor audiencia 'Quién quiere ser millonario'". Cuando RCTV salió del aire y las pantallas de los televisores quedaron en negro, estallaron toques de cacerolas y alarmas en las zonas de clase media, pero también en los barrios populares de Caracas. Juan Pérez, de 76 años, cuenta que en "el sector Puerta La Horquilla -también en Petare- se han quejado bastante. Hubo muchas cacelorazos, porque era un canal muy querido".

León explica que con la salida del aire de RCTV, decana de la televisión venezolana con 53 años de existencia, "la gente perdió algo que le era propio". Sin embargo, la medida contra RCTV también tiene sus defensores en Petare. Douglas Viana, dueño de una pequeña carpintería, justificó la no renovación de la concesión diciendo que es igual a "tener un departamento alquilado y quienes viven allí no cumplen las normas de convivencia del condominio: meten perros cuando está prohibido, hacen fiestas por la noche, ponen música fuerte ".

Chávez justificó su medida en que RCTV era una televisora "golpista", que sus telenovelas eran víboras "de cascabel, con su veneno", que "los dibujos animados tenían veneno, violencia y sexo" y que el canal era "una amenaza para el país, para los niños y niñas" venezolanos. La televisión en Venezuela tiene una penetración de más de 90% de la población, según las cifras de Datanálisis. "En cualquier casa, en cualquier ranchito hay un televisor, y hasta ahora la selección de qué se veía la había hecho el televidente", dijo León. Para León, el cese de RCTV tendrá costos para el presidente venezolano. "No significa que los sectores populares van a salir a protestar o que van a dejar de querer a Chávez. Pero son costos. No se verán en el corto plazo, pero existen y Chávez tendrá que compensarlos".


Comentarios


Los venezolanos más pobres se quedan sin su «fábrica de sueños»Votan a Chávez, pero quieren al canal RCTV