“Los verdaderos temas a debatir”



A veces me pregunto qué cosas no quiere debatir el poder, llámese el poder político como el poder empresarial que está siempre detrás de la obra pública. Está claro que estos temas casi siempre son muy poco informados a la sociedad, ya que sólo vemos a los gobernantes cuando inauguran una obra y le colocan el moño, al igual que una cucarda a una vaca de exposición. Cuando nos quieren anunciar presupuestos de obras, tratan de sacar avisos cortos y concisos; nadie opina, ni oficialistas ni oposición, y la cosa sigue como si nada. Pero se esmeran ambos en provocar ríos de tinta y horas de televisión y radio para hacernos ver y escuchar sus peleas internas y externas. El sábado 7 de mayo, este diario en un artículo dio la noticia de que en Viedma se abrieron los sobres para la licitación del CEM 19, un colegio que tendrá 1.932 metros cuadrados. Esta noticia ni siquiera figura entre las 20 más leídas. Tal vez uno desearía que al menos la oposición o quienes quieren ser candidatos a gobernador digan algo. Nadie dice nada… todo parece estar bien y, sí, seguramente todo está legalmente armado. ¿Pero alguien sacó la cuenta de cuánto cuesta esta escuela? El presupuesto más bajo es de $ 9.263.000, ¡nueve millones de pesos!, a razón de $ 4.794 o u$s 1.198 el metro cuadrado… Una casa de primera categoría, con detalles de importancia, puede costar entre u$s 1.000 y u$s 1.200 el metro cuadrado, y por supuesto las hay más costosas. Un colegio, señores, es una caja cuadrada o rectangular con separaciones internas y baños. Aquí se habla de nueve aulas y dependencias… Este tipo de construcción no debería costar, aun con la sala de atención de discapacitados, sala de computación, etcétera, más de u$s 700/800 el metro cuadrado, y me animo a decir que un poco menos si le ponemos buena onda y compramos los materiales en el lugar más conveniente. Pero según mis cuentas existe una diferencia de u$s 400 el metro cuadrado, lo que le da a la obra un excedente de pago de $ 3.091.200. ¿Cómo lo sé? Porque trabajo con contratistas de obra y sé sus costos y sus ganancias, algo que cualquier vecino de Río Negro puede averiguar…. Me agradaría recibir de las autoridades la explicación de por qué se pagan estos precios… o confrontar sus precios y los de mercado a ver dónde está el error, ya que supongo que esto se debe a un error… ¿o no? ¿Cuántas escuelas, comedores, salas barriales, hospitales, rutas, calles se construyen anualmente en nuestra provincia? ¿Los valores siempre son tan disparatados? En 27 años de gobierno radical, cuántos cientos de millones de pesos se pagaron de más en obras de infraestructura seguramente por error… ¿no? ¿No son éstas las cosas que se deberían debatir con los vecinos por parte de aquellos que quieren nuestros votos? Lamento profundamente que éstos no sean algunos de los verdaderos temas a debatir. Jorge L. Fernández Avello DNI 12.862.056 Bariloche

Jorge L. Fernández Avello DNI 12.862.056 Bariloche


Comentarios


“Los verdaderos temas a debatir”