Los viajes de Jaime por dinero en negro y negocios

En el 2005 fue con asiduidad a España a recaudar para la campaña de los K.



#

Corría 2005 y los viajes de Ricardo Jaime a España tenían dos objetivos claros: presionar a empresas ibéricas para que aporten a un fondo que financie la campaña con la que Néstor Kirchner quería rematar al duhaldismo y, por otro lado, tejer la operación de compra de material ferroviario a empresas españolas, que finalmente fue un fiasco porque el 70% está actualmente en desuso. Pero no todo era “trabajo”, ya que en sus estadías el ex secretario de Transporte (ahora cercado por la justicia) se alojaba en los hoteles más caros de España, obviamente pagados por las firmas españolas que estaban negociando con su cartera.

Así lo revelaron en sus ediciones de los últimos días los diarios La Nación y Clarín.

La Nación apuntó a la desesperación de Jaime en la previa de las elecciones de 2005 por conseguir fondos en negro para Kirchner. En España, según el matutino, se topó con el rechazo de las principales empresas, que cuestionaron el objetivo final del pedido y el poco rango del funcionario que había viajado personalmente a recaudar.

La información surgió del cruce de miles de mails que envió Manuel Vázquez, socio asesor de Jaime en la secretaría de Transporte, y quien reconoció haber sido su recaudador: Miguel Lorente.

Los montos que se pedían oscilaban en el millón de dólares.

Según reveló Lorente, el mismo se contactó con diez empresas españolas de primera línea, entre las que figuraban BBVA, Prosegur, Santander, Mapfre, Repsol y Telefónica. En todos los casos sus pedidos fueron rechazados.

El principal motivo era la dureza con la que el kirchnerismo había tratado a las firmas españolas en el comienzo de su gestión, a diferencia del trato preferencial que les habían dado tanto Eduardo Duhalde como Carlos Menem, en ese momento sus rivales.

Por su parte, Clarín describe, también en ese año, cómo Jaime se hacía pagar su estadía y la del grupo que lo acompañaba, donde insólitamente estaban incluidos los concesionarios del servicio de trenes locales, en los hoteles de más categoría de España. La negociación que abordaban era la compra de material ferroviario, operación con resultados que hasta ahora no se han visto, y que desde el gobierno nacional se sigue defendiendo. (Ver recuadro)

La organización de los tours de Jaime corrió siempre por cuenta de Vázquez, quien le pedía a los españoles que lo alojen en hoteles cinco estrellas como el Palace, un hotel “tipo el Alvear pero con más caché”, según lo describió Lorente en un correo en el que ofrecía alternativas de alojamiento para Jaime.

Alguna vez paró en el Chamartin. Vázquez solía pedía una “suite” para su jefe.

El ex secretario de Transporte viajó a Madrid asiduamente entre 2004 y 2005 para concretar la provisión de material ferroviario.

En todos los casos, consigna una fuente al tanto de estos trámites, llegaba a España invitado por Renfe, Feve o Expansión Exterior , las tres empresas públicas españolas a cargo de la operación.

En cada una de esas oportunidades, lo acompañaron los empresarios dueños de la concesión de trenes en Argentina.

El ex funcionario está investigado por enriquecimiento ilícito y por recibir dádivas de empresarios.

aas

asx


Comentarios


Los viajes de Jaime por dinero en negro y negocios