Lousteau criticó la “visión excluyente” y apuesta al desgaste



El ministro de Economía, Martín Lousteau, consideró anoche que el paro lanzado por las entidades del campo “es una visión de un país excluyente” y sostuvo que gracias a las retenciones los productores tienen “gasoil barato y un tipo de cambio alto y competitivo”.

“Alguien se pregunta cuánto valdrían los alimentos si hoy no hubiera retenciones”, interpeló Lousteau durante un reportaje concedido al programa “A Dos Voces” del canal TN.  El ministro aseguró que “si fuera por el campo no tendría que haber ningún tipo de retención, pero gracias a las retenciones tienen gasoil barato y un tipo de cambio alto y competitivo”.

Tras señalar que sin las retenciones “la inflación sería mayor”, el titular del Palacio de Hacienda detalló que “la rentabilidad de la soja en Brasil es 15 por ciento menor que en Argentina” y que “eso se debe a que el tipo de cambio es más bajo”.

En el conflicto del campo el gobierno apuesta al desgaste para descomprimir la situación y permitir abrir una nueva línea de diálogo que, espera, poder retomar luego del feriado largo.   La estrategia oficial es mantener a la presidenta Cristina Fernández alejada públicamente del conflicto y por esa razón la jefa del Estado no hizo ningún comentario al respecto en ninguno de sus discursos. 

En la misma línea de pegar y dar la mano, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, calificó la protesta como “injusta, desproporcionada e inoportuna” en tanto advirtió que el gobierno “está siempre dispuesto al diálogo pero no negociará bajo presión ni extorsión”   (DyN)


Comentarios


Lousteau criticó la “visión excluyente” y apuesta al desgaste