‘Luifa’ va por el despegue

Tras un tremendo mundial -donde tuvo mejores números que el MVP, Kevind Durant- el argentino buscará liderar a los Houston esta temporada. El técnico Rick Adelman confía en el pivot y lo mandará de inicio junto a Kevin Martin y el chino Yao Ming.



#

AP.-

BASQUET :: NBA

En pleno ascenso y respaldado por su brillante actuación en el Mundial, el argentino Luis Scola intentará esta temporada desplazar a su connacional Manu Ginóbili como rey de los jugadores latinoamericanos en la NBA.

Scola, líder anotador en Turquía, será uno de los puntales en el esquema ofensivo-defensivo del técnico Rick Adelman en los Houston Rockets, y formará tridente en el ataque con el escolta Kevin Martin y el pívot chino Yao Ming, aunque este tendrá acción limitada por una compleja intervención quirúrgica en el pie izquierdo, que lo alejó de la cancha en la contienda anterior.

"Nuestro objetivo es entrar a los playoff, pero hay que ver cómo evoluciona Yao luego de la operación y una temporada sin jugar", dijo Scola de cara a la temporada 2010/2011 de la NBA, que se inicia mañana.

Con promedio de 27,1 puntos y 7,9 rebotes en la cita universal, Scola aventajó a Kevin Durant, elegido MVP del certamen gracias al triunfo de Estados Unidos, pero con promedios inferiores al sudamericano de 22,8 y 6,1, respectivamente.

El elevado desempeño de Scola se tradujo en dos récords para selecciones argentinas en Mundiales: en puntos al marcar 37 frente a Brasil y en máximo anotador de su país, lo que llevó a Argentina al quinto lugar y compensó en parte las sensibles ausencias de Ginóbili y Andrés Nocioni, que no recibió la autorización de los Philadelphia Sixers.

Ginóbili no asistió al Mundial para darle descanso a su anatomía de cara a la próxima contienda de la NBA, en la que los Spurs tienen puestas grandes esperanzas en los jóvenes DeJuan Blair, Gary Neal y el brasileño Tiago Splitter.

De todos modos, Ginóbili mostró en la pasada contienda que Scola tiene mucho camino por recorrer antes de desplazarlo de la cima entre los jugadores latinoamericanos, un reconocimiento que ha conquistado a base de tenacidad, inteligencia y sobre todo rendimiento a la hora precisa.

El astro zurdo todavía posee mucha pólvora en sus manos y es un efectivo jugador que debe ayudar a los objetivos del técnico Gregg Popovich en la Conferencia Oeste, en la que los Lakers parten como amplios favoritos para imponerse y luchar nuevamente por su tercera corona consecutiva.

Ganador del anillo de la NBA en 2003, 2005 y 2007, Ginóbili, de 33 años, promedió 16,5 tantos, 3,8 rebotes e igual cifra de asistencias en 28,7 minutos de los 75 partidos que disputó en el anterior certamen, cifras por encima de sus medias históricas en 553 partidos y ocho contiendas en la liga.

También fue el principal protagonista en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, donde promedió 19,3 puntos, 4,0 rebotes y 3,3 asistencias, lo que permitió que Argentina alcanzara la medalla de oro.

Debido a su descollante trayectoria en la NBA, el escolta argentino fue elegido hace unos días Deportista de la década en su país, una distinción que anteriormente recayó en el corredor de autos Juan Manuel Fangio (1980), el futbolista Diego Armando Maradona (1990) y la tenista Gaby Sabatini (2000).

Y como prueba de que su rendimiento se mantiene aún a gran nivel, los Spurs le extendieron en abril un contrato por tres años y 38,9 millones de dólares.

"Es muy evidente la importancia que tiene Manu para nosotros", resaltó Popovich. "El se preocupa siempre porque el equipo gane y se mantiene todo el tiempo buscando la victoria".

Por Jorge Alvarez

DPA.-


Comentarios


‘Luifa’ va por el despegue