Lula quiere cambiar la cara de las favelas



#

Lula prometió urbanizar los barrios marginales de Río.

RÍO DE JANEIRO (AFP).- El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dio inicio ayer a los trabajos de urbanización en dos favelas de la zona sur de Río de Janeiro, parte de un enorme programa nacional de más de 22.000 millones de dólares dedicados a esos barrios marginales.

“No vamos a construir palacios, pero hacer de esto un lugar decente y digno, abrir calles, vamos a construir un ascensor público, para permitir que quien viva aquí tenga ciudadanía plena”, dijo Lula ante unos 600 vecinos de las favelas de Pavao-Pavaozinho y Cantagalo, situadas en Copacaba e Ipanema.

Los trabajos de urbanización tendrán una duración de dos años y beneficiarán a unas 4.300 familias. Unos 15 millones de dólares serán aportados en Pavao-Pavaozinho y Cantagalo por el gobierno federal, y el resto estará a cargo de las autoridades del estado de Río de Janeiro.

Serán construidas más de 200 residencias para situar a familias que viven en las llamadas zonas de riesgo, en especial áreas sujetas a deslizamientos de tierra por causa de las lluvias.

Otras favelas de Río de Janeiro también serán beneficiadas con el ambicioso plan, inclusive la Rocinha, con sus 150.000 habitantes. Sólo en las favelas de Río de Janeiro serán invertidos unos 1.600 millones de dólares. Lula fue recibido con música a cargo de percusionistas de una “escola de samba”. Las calles de acceso a las favelas habían sido cerradas ya el día anterior a la circulación y estaban bajo una fuerte protección policial.


Comentarios


Lula quiere cambiar la cara de las favelas