Lula y Kirchner por una estrategia energética común

Los mandatarios de Brasil y Argentina se reunieron en la quinta de Olivos por más de dos horas. En forma paralela los minsitros de ambos países conversaron sobre biocombustibles y otras energías, el proyecto del Banco del Sur y la marcha del Mercosur.



Buenos Aires (DyN) – Los gobiernos de Argentina y de Brasil acordaron hoy en poner en marcha una “estrategia común” sobre la producción de biocombustibles, además de la integración de otras fuentes energéticas. Así lo informó el canciller brasileño, Celso Amorin, al término de la reunión que ministros de ambos países que mantuvieron en Olivos, en forma paralela al encuentro privado entre los presidentes Néstor Kirchner y Lula da Silva.

En breves declaraciones a medios brasileños, Amorin indicó que también se conversó sobre la creación del Banco del Sur, la próxima reunión de ministros de Finanzas de la región, que se celebrará en mayo en Quito, y la marcha del Mercosur. El proyecto de constitución de un banco regional es defendido por la Argentina y el gobierno venezolano de Hugo Chávez, pero hasta el momento la administración de Lula se ha mostrado reticente respecto de los fines de esa entidad.

Kirchner y Lula se reunieron por más de dos horas en privado en la Quinta de Olivos, encuentro al que se sumó luego la primera dama, la senadora Cristina Fernández, y el contenido de lo conversado todavía no había sido revelado a la prensa, a primera hora de la tarde. Los ministros de Economía, Felisa Miceli, de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, y de Planificación, Julio De Vido, que estuvieron participando de una reunión paralela con el canciller brasileño y el asesor en temas internacionales Marco Aurelio García, se retiraron de la residencia sin formular declaraciones a la prensa.

Amorín fue el único que hizo breves declaraciones a dos canales de televisión de su país que lograron ingresar a la Quinta junto con los fotógrafos para hacer imágenes de la caminata por los jardines que hicieron Kirchner, Cristina y Lula mientras el resto de los periodistas debieron quedarse puertas afuera del predio, en la calle, sin poder tomar contacto con los protagonistas.

El canciller brasileño resaltó que el encuentro de ministros de ambos países tuvo “un saldo positivo” e indicó que se conversó sobre “la idea de una estrategia común no solo sobre biocombustibles sino sobre energía en general”. Brasil encabeza en la región la producción de etanol, un combustible derivado del maíz y de la caña de azúcar, y recientemente firmó un acuerdo estratégico con los Estados Unidos.

Amorín indicó que también se conversó sobre la organización de la próxima reunión de ministros de Finanzas de la región, que se celebrará en la capital ecuatoriana el mes próximo, y donde uno de los temas sobresalientes será el proyecto de creación del Banco del Sur.

Tras la extensa reunión, ambos jefes de Estado con sus esposas compartían un almuerzo en el comedor del chalet de la residencia. Voceros de la Presidencia habían señalado hasta este mediodía que no iba a haber una declaración conjunta de los mandatarios ni contacto con la prensa.


Comentarios


Lula y Kirchner por una estrategia energética común