Luto y pausa en la campaña por la muerte de Reagan



LOS ANGELES, EEUU (AFP) - Estados Unidos comenzó ayer cinco días de homenajes a su difunto ex presidente Ronald Reagan, que culminarán el viernes con un funeral de Estado en Washington.

Tras un fin de semana colmado de reconocimientos, los californianos fueron los primeros en rendir tributo al ex presidente que murió el sábado a los 93 años en su residencia cerca de Los Angeles. Su féretro fue trasladado a la biblioteca que lleva su nombre en Simi Valley, a unos 64 km al noroeste de Los Angeles, donde el público podrá rendirle homenaje hasta el miércoles.

Su esposa Nancy, de 82 años, apareció en público por primera vez junto a su hija Patti y su hijo Ron, visiblemente apesadumbrada. Vestida de negro, la viuda, de 82 años, tocó el féretro de quien fuera su esposo por 52 años y recostó su cabeza en él en una corta ceremonia llevada a cabo tras la llegada de los restos a la biblioteca presidencial de Simi Valley. Numerosos californianos saludaron al paso del cortejo fúnebre, encabezado por un largo Cadillac negro.

El acontecimiento fue transmitido en vivo por varias cadenas de televisión. Decenas de policías vigilaban los alrededores de la biblioteca Reagan, ubicada sobre una colina, en donde se calcula unas 2.000 personas por hora podrán pasar en los próximos dos días frente al féretro del ex presidente, para rendirle homenaje. Uno de los primeros en acudir fue el gobernador de California Arnold Schwarzenegger quien, como Reagan, se convirtió en político después de su carrera como actor. Esta semana de duelo supondrá también una pausa en la campaña preelectoral para las elecciones del 2 de noviembre.


Comentarios


Luto y pausa en la campaña por la muerte de Reagan