Lysy y Cosachov regresan a Bariloche

El Camping Musical Bariloche abre una nueva etapa con la creación del premio Paul Hirsch que alentará nuevas expresiones artísticas de excelencia. El puntapié inicial de su nueva propuesta será una temporada musical que comenzará hoy con un concierto de Alberto Lysy y Mónica Cosachov en el hotel Tunquelén.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Alberto Lysy y Mónica Cosachov imprimirán una energía especial al resurgimiento de Camping Musical Bariloche con un concierto para violín y piano que promete deslumbrar a los amantes de la buena música.

Este fenomenal encuentro entre dos de los más grandes intérpretes que dio la ciudad tiene la doble misión de rendir homenaje a Paul Hirsch -uno de los grandes benefactores del Cámping- y marcar el inicio de una nueva etapa en la renombrada institución cultural.

La cita es hoy a las 20.30, en el salón del Hotel Tunquelén. El programa comenzará con la “Sonata en Fa mayor” de Vivaldi, la “Sonata para violín y cémbalo en La mayor” de Bach y la “Suite popular española” de Manuel de Falla. La velada musical continuará con “Abodah” de Blog, “Pajarito triste” de Saenz y “Mi tierra” de Smetana.

Un programa de lujo para anunciar la creación del premio Paul Hirsch que distinguirá al Cámping Musical en todo el país y alentará nuevas expresiones artísticas de excelencia.

El galardón comenzará a otorgarse a finales de 2006 y estará orientado a evaluar la composición de música contemporánea, pero Lysy prefirió mantener en reserva los detalles que serán revelados “más adelante para hacerlo con seriedad”. (ver aparte)

El concierto homenaje tiene otro fuerte simbolismo que es el retorno de Lysy a los escenarios de Bariloche y al Cámping Musical. “La elección de Lysy y Cosachov tiene que ver con el hecho de que ambos fueron pioneros y son dos símbolos en lo que es el Cámping y la Camerata Bariloche y han sido beneficiarios directos del apoyo brindado por Hirsch para el desarrollo de Cámping” explicó el coordinador del evento, César Storni.

El magnífico violinista y Cosachov se mostraron fuertemente emocionados el lunes pasado al recibir la distinción “huéspedes de honor” que les otorgó el Concejo Municipal en “agradecimiento” por su permanente aporte a la cultura.

“Nunca pensé que iba a llegar un día así” dijo Mónica Cosachov que agradeció los honores pero aclaró que “Bariloche es mi casa”.

La artista recordó que la música “es una misión de vida, es una forma de lucha por la libertad de los seres humanos y es parte de la ecología del planeta”.

Este año el Cámping Musical logró superar los compromisos económicos que limitaban su actividad y recomponer su plan de trabaj para recuperar la dinámica académica de los viejos tiempos.

“Primero que nada se está remontando la actividad musical, con este concierto arranca la temporada que va a tener una gran actividad, como hacía tiempo no sucedía. Va a estar lleno de músicos todo el verano” destacó Storni.

Del 3 al 14 de enero Miguel de Olaso brindará un seminario de música barroca española, en la segunda quincena de enero se realizará un seminario de teatro musical conducido por Ricky Pashkus y en los primeros días de febrero Cosachov va a dictar un seminario de música de cámara.

Para todo ello la institución cuenta con el auspicio de los hoteles Llao Llao, Amancay y Tunquelén, mientras sigue trabajando en la captación de nuevos mecenas interesados en fomentar la actividad cultural que dio renombre a la ciudad en el país y el mundo.

El resurgir del Camping Musical

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El maestro Alberto Lysy retornó a esta ciudad con el firme propósito de “hacer resurgir” el Cámping Musical Bariloche pero su sueño va más allá de lo regional.

El magnífico intérprete y pedagogo, que en la actualidad dirige la Academia de Música Menuhin en Gstaad (Suiza), sueña con apuntalar la formación artística y académica a nivel nacional.

“Se nos está cayendo el país desde el punto de vista educativo y sobre todo académico” sostuvo en un breve diálogo con “Río Negro” en el que anticipó su decisión de organizar un gran festival que tenga como epicentro al Cámping Musical Bariloche.

“Espero volver en el 2007 para hacer un gran festival con músicos europeos y volver a darle al Cámping el lugar de excelencia que tuvo, que sea un centro musical importante” señaló.

La idea de Lysy es traer a los músicos de la academia Menuhin para que deleiten al público con su arte pero sobre todo para que ayuden en la formación de nuevos artistas. “No sólo doy conciertos alrededor del mundo sino que voy a enseñar” advirtió el maestro.

Esa misma orientación tendrá el festival que ya comenzó gestarse y atraerá entre otros al hijo de Lysy, Antonio, quien es un excelente violoncelista, pero además dirige el instituto de cuerdas de la Universidad de California (USA). “Al Cámping vamos a hacerlo resurgir, tiene que brillar pero además tiene que construir algo” concluyó Lysy.


Comentarios


Lysy y Cosachov regresan a Bariloche