Machinea se tiene fe ante la crisis internacional

El ministro dijo que el país "está preparado" para superarla.




El ministro de Economía, José Luis Machinea, aseguró que la Argentina está "preparada" para superar la crisis internacional derivada de la situación en Turquía, ratificó la plena vigencia de la convertibilidad, y negó que los efectos atentaran contra la reactivación de la actividad.

La bolsa porteña, luego del temporal financiero provocado por la crisis de Turquía, trajo ayer un poco de alivio ya que subió el 2,12%.

"La Argentina está mucho mejor preparada que hace tres meses atrás. Es menos vulnerable" dijo el ministro de Economía, al tiempo que enfatizó que de "ninguna manera" se saldrá de la convertibilidad.

Respecto a la situación de Pou al frente del Banco Central, que también golpea a los mercados, dijo que "ya está encarrilada".

Machinea sostuvo para aventar fantasmas que "el sistema financiero es mucho más sano, fuerte y solvente que el que tuvimos por ejemplo en el "95", justificó.

No obstante, admitió que un par de semanas atrás el escenario era mucho más favorable a la Argentina y, además de la crisis turca, atribuyó las complicaciones a la discusión que envolvió a Pou.

El ministro formuló declaraciones telefónicas a periodistas del Palacio de Hacienda desde una ciudad cercana a Bariloche donde goza de unos días de vacaciones.

Pese a las turbulencias internacionales, Machinea sostuvo que "la reactivación viene", aunque aclaró que "no en forma de boom, sino de manera gradual" y con indicadores mucho más firmes a partir del segundo trimestre del año.

Además, consideró que los indicadores del mes de enero "no fueron tan malos", afirmó que en el mes de febrero se observarán síntomas más favorables, y estimó que aún no hay datos certeros para suponer que los ruidos externos frenen la reactivación de la economía.

Por otra parte, Machinea consideró que "ya hay síntomas de distensión internacional" por la crisis financiera que se desató en Turquía y estimó que "hay que esperar por lo menos una semana" para ver como se desarrolla.

Sin embargo, no descartó que en caso de ser necesario el equipo económico realice una gira internacional para mostrar nuevamente en los centros financieros los números de la Argentina.

Consultado por el ánimo de los inversores dijo que "no hay nerviosismo acerca de la situación en nuestro país. De ser así los teléfonos deberían estar sonando y no lo están", ejemplificó.

El ministro salió también al cruce de las críticas lanzadas en su contra por los gobernadores Carlos Ruckauf, José de la Sota y Carlos Reutemann, quienes le pidieron cambios en la política económica, y contra las "paparruchadas" lanzadas por economistas ortodoxos que reclamaron su renuncia.

En el caso de los gobernadores justicialistas, el ministro les recriminó el constante pedido de bajas de impuestos a los autos cuando los mismos mandatarios no los aplican en sus distritos.

"Me preocupa que los gobernadores se junten cada mes y digan que van a bajar los impuestos y no los bajan. Parece ser un deporte de Ruckauf y de De la Sota. Si quieren bajar los impuestos, por qué no los bajan", fustigó.

(DyN y Télam)

Más cortocircuitos por Pou

Instantes después de que el ministro de Economía José Luis Machinea asegurará ayer que la situación del presidente del Banco Central, Pedro Pou se había encarrilado institucionalmente, aparecieron los clásicos cortocircuitos en el gobierno por el tema del lavado de dinero. La ministra de Desarrollo Social, Graciela Fernández Meijide sugirió que el titular del ente emisor "debe dar un paso al costado".

Machinea había sido claro antes de los dichos de Meijide: "El presidente Fernando de la Rúa ya fijó la posición del gobierno y dijo que no está dispuesto a remover a nadie del Directorio del Banco Central, salvo que existan evidencias claras que se relacionen con lo que dice la carta orgánica del Banco Central, que habla de mala conducta e incumplimiento de los deberes del funcionario público".

Y reafirmó que "hasta ahora no nos consta" que existan esas evidencias. "Si esa situación cambia con la investigación del Congreso, el gobierno estaría dispuesto a considerar. De cualquier manera lo que disponga esa comisión no es vinculante para el gobierno", insistió.

Lejos de bajar el tono por la situación de Pou, Meijide recalentó la polémica: "A esta altura, si el señor Pou tuviera vocación por el país, tal vez debería dar un paso al costado, más allá de que esto para nada debería ser determinante de una inculpación".

El ex ministro de Economía de Menem, Roque Fernández, no se quedó afuera en el tema y declaró que si la remoción de Pedro Pou se produce por diferencias políticas, "corre peligro la convertibilidad".

Recomendó al gobierno que si se quiere modificar la política económica debe debatirlo en el Parlamento y no reemplazar a Pou.

Por último, señaló que el hecho de que "permaneciera un presidente del Banco Central frente a un recambio electoral era una base institucional de la Argentina". (DYN y Télam)

Batería de anuncios de De la Rúa

COMODORO RIVADAVIA.- El jefe del Estado, Fernando De la Rúa, llegó ayer a Comodoro Rivadavia con una batería de anuncios locales bajo el brazo, en un claro intento por apurar la demorada reactivación económica durante un año electoral clave para la Alianza.

De la Rúa, quien viajó aquí para participar de los actos por el centenario de Comodoro Rivadavia, evitó "hablar de política", aunque no olvidó enviar señales a los mercados referidas a que su gobierno mantendrá a "rajatablas la convertibilidad" y que el país tiene "instituciones fuertes y un sistema financiero sano".

Concentrado en los anuncios, el Presidente adelantó la firma del primer convenio para la construcción de 272 viviendas en Comodoro Rivadavia, en el marco del plan de obra pública que comprende la edificación de 80 mil viviendas en todo el país con fondos aportados por el Banco Nación.

El jefe del Estado anunció, además, el próximo llamado a licitación para la construcción de la nueva traza de la ruta nacional 3 en Comodoro Rivadavia, denominada Obra del Viaducto, que demanda una inversión de "50 millones de dólares".

De la Rúa anticipó además la ampliación de la Red de Interconectado Nacional Energético, que actualmente llega hasta Puerto Madryn y que ahora se extenderá hasta la localidad de Pico Truncado, en Santa Cruz, pasando por Comodoro Rivadavia, lo que reducirá el costo de la energía "en un 30 por ciento", dijo.

Luego de ser declarado "huésped de honor" por el gobernador de Chubut, el aliancista José Luis Lizurume, De la Rúa aseguró también que está tomando las "primeras medidas" para implementar créditos "de 10 a 70 mil pesos" para menores de 35 años que quieran comprar su primera vivienda.

El secretario de Obras Públicas, Aníbal Rothamel,añadió a la lista de noticias positivas que se harán obras en rutas provinciales y se pondrá en marcha el proyecto del tren transpatagónico, reclamado por el Gobierno de Chubut, entre otras iniciativas. (DYN)


Comentarios


Machinea se tiene fe ante la crisis internacional