Machinea tuvo un día negro y negaron la renuncia

Santibañes encendió la mecha con durísimas críticas.

Buenos Aires.- En una jornada enrarecida por comentarios pesimistas sobre la marcha de la economía, insistentes rumores sobre la renuncia de José Luis Machinea y la fuerte caída de las cotizaciones bursátiles, el gobierno forzó una urgente reunión entre el ministro de Economía y el titular de la SIDE, Fernando De Santibañes para descomprimir tensiones.

Muy enojado, De la Rúa salió anoche a negar rotundamente una renuncia de su ministro de Economía. "Es un disparate", afirmó con tono tajante. Lo mismo hicieron minutos más tarde el vicepresidente Chacho Alvarez y Raúl Alfonsín.

La polémica se desató en la noche del jueves cuando De Santibañes, hombre de extrema confianza del presidente, deslizó que "el gobierno no cumplió con la reducción del gasto prometido y nuestros inversores y ciudadanos están nerviosos".

En la mañana de ayer, y en medio del tembladeral que generaron las declaraciones del jefe de la SIDE, Machinea mostró debilidad y fue al pie de esos dichos: "No estamos caminando a la velocidad que deberíamos y tenemos que apurar el paso", indicó.

Estos dichos se enmarcan en un gran marco de inestabilidad. A la crítica situación económica, reflejada en los índices que no alcanzan a mostrar una recuperación de la actividad y del consumo, se sumó el fuerte desplome del mercado bursátil porteño y el el aumento del riesgo país.

Un cuadro pesado

El contexto económico desfavorable que arrancó con el impuestazo de principio de año, se complicó a principios de mes por la decisión de adelantar el pago de Ganancias y el anuncio -luego desmentido- de un impuesto sobre la renta de los plazos fijos, y esta semana con la interna del Gabinete que se desató cuando el secretario de Seguridad Social, Melchor Posse, anunció un aumento de la jubilación mínima que luego tuvo que desmentir.

Tras el forzado encuentro entre Santibañes y Machinea, el vocero de prensa del Ministerio de Economía, Daniel Chirón bajó quiso bajar la polémica hasta el nivel de total ocultamiento. "Fue una reunión de amigos, donde se habló sobre la marcha del gobierno en general y las tareas pendientes", comentó con gestos distendidos.

Al desmentir la renuncia del jefe de Economía, Chirón afirmó que "el ministro sigue trabajando como siempre". El vocero también negó un cortocircuito entre ambos funcionarios al asegurar que "siguen teniendo buenas relaciones como siempre", y relativizó la trascendencia de la reunión argumentando que estas audiencias "son habituales para trabajar como lo hace todo el gobierno".

Pero De la Rúa fue más enérgico ante los rumores de renuncia. "Es un disparate. No se dejen embaucar. No se puede manosear así a la gente, no sé que buscan con eso", le indicó a los periodistas el jefe de Estado, en un breve contacto que mantuvo con la prensa al retirarse de la Casa de Gobierno para asistir a una cena que le ofreció anoche el mandatario chileno, Ricardo Lagos.

(DyN, Infosic y AR)

El inicio de la polémica

El detonante de las versiones sobre el alejamiento de Machinea fueron las declaraciones de De Santibañes al Canal 7 de televisión estatal cerca de la medianoche del jueves .

Planteó que el país está "al mismo punto que antes de la hiperinflación". Aunque no hizo referencias, Machinea era presidente del Banco Central con el ex ministro Juan Vital Sourrouille, cuando el descontrol de las cuentas públicas dio origen al golpe de mercado de febrero de 1989 y el inicio de la hiperinflación.

También opinó que hay que hacer "algo fuerte", en momento en que los operadores económicos y financieros vislumbran un posible "shock" que esta vez estaría dirigido a contener drásticamente el gasto.

También criticó con nombre y apellido al secretario de Seguridad y caudillo del conurbano Melchor Posse, por haber anunciado un frustrado aumento de haberes para los jubilados.

"No hay política económica"

BUENOS AIRES (DyN) - El economista José Luis Espert afirmó anoche que el gobierno nacional "no tiene una política económica", sino "la decisión de reventar a la gente con los impuestos".

"Para algunos políticos pareciera que los problemas sociales y del fisco surgen ahora, y aquí se mezcla un nivel de cinismo e hipocresía política inescrupulosa por el lado del peronismo, y por el lado de la Alianza un nivel de inoperancia y de incapacidad muy grande", sostuvo Espert.

El titular de la consultora Econométrica dijo al programa de televisión Agenda Pública, que se emite por CVN, que se tiene que "bajar el gasto público dramáticamente, desaparecer los sindicatos del manejo de las obras sociales y desregular a fondo el mercado laboral".


Comentarios


Machinea tuvo un día negro y negaron la renuncia