Macor, el «gorrito» de Neuquén para llegar a la élite

El central, uno de los sobrevivientes, lo disfrutó a pleno.





NEUQUEN (AN).- Es uno de los tres «Gigantes» que pasó de las lágrimas al delirio. Y lo disfrutó a pleno. Matías Macor se quedó en Neuquén-Vóley para ascender y después de aplastar a Boca en el cuarto partido de la final de la A-2, habló de la noche soñada.

«Sabíamos que con dos horas de concentración estábamos en la A. Después de la victoria del miércoles, nos propusimos liquidar la serie y todo nos salió redondo», arrancó el 12, una torre de 2.02 metros que que resultó clave con oportunos «gorritos» (tantos cortos) en la «Bombonerita».

La definición a favor de Neuquén llegó en el quinto match-ball y Matías reconoció que «se me cruzaron todos los fantasmas del año pasado, pero a la vez estaba tranquilo, incluso si llegábamos al cuarto set».

Y agregó que «la diferencia estuvo en lo físico, ellos estaban muy cansados y sabíamos que el partido era nuestro. Nos salió casi todo bien, porque supimos leer al rival, teníamos todos los detalles».

Con el resultado puesto, es inevitable entrar en comparaciones. «Fueron procesos diferentes, pero el cambio más importante se dio en la forma de trabajo. Tuvimos cinco meses a full y desde el primer día nos pusimos el objetivo de ascender. Por suerte se nos dio en la final y no llegamos al repechaje», afirmó.

¿Te quedás para la A-1?

No lo se. Eso depende de la decisión del cuerpo técnico y de los dirigentes, pero las ganas están y siempre digo que la prioridad la tiene Neuquén.

¿Tus «gorritos» ya son un clásico?

Si, puede ser, pero acá hubo un trabajo en equipo y todos fueron importantes.

Además de Macor, los otros sobrevivientes fueron Martín Furesi y el local Javier Dantas, quien estuvo en algunos encuentros en el Ruca Che. Seguramente, los tre seguirán en el proyecto de un equipo que a partir de noviembre se cruzará con los mejores del país.

Por lo pronto, todos los integrantes del plantel más el cuerpo técnico liderado por Alejandro Grossi, permanecerán en Neuquén hasta el 15 de marzo, para cumplir con otras tareas del proyecto. Visitarán el interior de la provincia y jugarán un amistoso para celebrar el ascenso.

A partir de la segunda semana de abril empezarán a armar el nuevo equipo y la lista de candidatos a ponerse la camiseta de Los Gigantes del Sur será interminable.

Pero eso ocurrirá dentro de un par de meses. Ahora es tiempo de festejos y por esta tarde habrá una ruidosa recepción a los campeones. Será alrededor de las 19, por diferentes puntos de esta capital.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Macor, el «gorrito» de Neuquén para llegar a la élite