Macri reafirma que el gerenciamiento es la única solución 

"Ibamos en camino a una muerte lenta".



NEUQUEN (AN).- En el fútbol argentino se habla de gerenciamiento, una apuesta que divide las aguas entre los dirigentes. Mauricio Macri se jugó por el ingreso de los privados como una de las únicas formas de parar un proceso que llevaba a los clubes “a una muerte lenta”.

Junto al gerente de Nike (ver aparte), el presidente de Boca arribó ayer a esta ciudad y charló a solas con “Río Negro”. No tomó como un triunfo la aprobación del gerenciamiento en los clubes y explicó que Boca es una entidad sólida y equilibrada.

A partir de la medida tomada por Quilmes, ¿cree que los otros clubes apostarán al gerenciamiento?

“Se empiezan a abrir nuevas puertas en el fútbol argentino. Es evidente que estábamos en camino de una muerte lenta, con procesos de pasivos, convocatorias de clubes que parecían imposibles de ocurrir como Independiente, Vélez, Talleres”.

¿Esos clubes que menciona terminarán por elegir esta opción?.

“No, hoy tienen una alternativa nueva, pero depende de los dirigentes, hay que tener grandeza para decir “voy a dar un paso al costado”. Acá se deja el fútbol, que es la parte más divertida, y hay que dedicarse a lo social y a los otros deportes. Se acaban la prensa y las tapas de diarios, porque la posta pasa al que pone la plata”.

¿Un triunfo lo del gerenciamiento?

“No lo vivo así. Es una alegría, porque aspiro a que Boca sea un líder de verdad, en un fútbol argentino que recupere lo que era hace 20 años y no que cada vez haya más diferencia entre Boca, Ríver y los demás. Con esta posibilidad se puede volver al “Ferro campeón”, “Argentinos campeón”…”.

¿Y Boca cómo está?

“Bien. Es un club pobre comparado con los del resto del mundo. Después de Gimnasia de Jujuy, en Argentina somos los más equilibrados y sólidos. No es fácil mantenerse, porque hay mucha presión y ganas de que se compre el jugador salvador”.

Pero las compras se acabaron, al menos en cantidad…

“Lo que pasa es que se manejan cifras inalcanzables. Con el nuevo estatuto, que los dirigentes se responsabilizan con su patrimonio, se ha dado un paso importante. Hay muchos que piensan ahora en comprar jugadores de mucha plata o pagarles cifras que son muy grandes para el mercado local”.

Aunque tardó un poco, aparecieron los “pibes”…

“Eso me apasiona y uno termina enamorándose de sus jugadores. Nos jugamos al traer a los colombianos, a Palermo, a los “mellizos”, pero nada se compara con ver en la cancha a los chicos de las inferiores. El otro día me junté a almorzar con Moreno, Marchant y Pérez. Recordamos cuando yo les pedía paciencia. El momento les llegó y es una gran satisfacción”.

Además estos jugadores prenden más rápido en la gente…

“Es que eso es lo que buscamos. Marchant ocupa el lugar de Cagna, que tardó un año y medio en saber dónde quedaba el vestuario. Entraba a la cancha y la tribuna lo mataba, pero terminó como capitán del equipo. Marchant, el primer día, la pedía y jugaba como si nada”.

Boca tiene chances en el campeonato y en la Libertadores, ¿cuál elige?

“Es difícil, pero uno quiere los dos. La Libertadores es interesante, pero el campeonato local es el que tiene más pica. Si el domingo le ganamos a San Lorenzo, vamos a tener a quién gastar. Pero si le ganamos a Flamengo, a los brasileños no los encuentro”.

¿Hay plantel para los dos?

“Tenemos que tirarnos a los dos. No compramos, vendimos poco y la racha de lesionados nos permitió tener un plantel numeroso que puede pelear los dos campeonatos”.

¿Qué es Bianchi en su gestión?

“Lo de Bianchi fue un gran acierto en función de las alternativas que tenía en ese momento. Sus resultados fueron brillantes y una ayuda importante para mi gestión”.

¿Cree que Boca ganará alguno de los torneos?

“Tengo una fe enorme en el plantel. Por mucho tiempo, Boca será protagonista”.

Marcelo Pérez Lizaso

Cristian Helou

·


Comentarios


Macri reafirma que el gerenciamiento es la única solución