Macri rompió con Sobisch, cuya candidatura seFernández: "Nunca deberían ocurrir estas cosas"mantiene por ahoraNi bancos ni colectivos por una hora

SA Con el neuquino "fracasamos" en la construcción de un espacio opositor, dijo. "Es una distorsión pensar que orden es dictadura militar", criticó el líder de Pro. SA




El ministro del Interior, Aníbal Fernández, afirmó ayer que ante la posibilidad de resolver temas salariales con una "herramienta fenomenal" como son las convenciones colectivas, "nunca deberían suceder cosas de estas características", en referencia a la muerte del docente neuquino.

El titular de la cartera política explicó que "las complicaciones por discusiones salariales o situaciones sociales van a ser una realidad y hay que saber administrarlas de la mejor manera". Aseguró que los conflictos sociales "son cada vez menos porque el gobierno se está ocupando pacientemente de producir esos cambios y tenemos una pobreza del 25%, la indigencia por debajo de un dígito y eso en principio se va resolviendo paulatinamente".

La convocatoria a una jornada de duelo con paro general convocado por la CTA y la CGT para mañana no le preocupa al ministro sino que "me consterna y me pone muy mal". Sobre el mensaje de texto que comenzó a circular ayer en celulares de todo el país y que dice "Las tizas no se manchan con sangre", el ministro aseguró que "más que una metáfora es una definición espectacular de lo que nos está sucediendo".

Descartó la posibilidad de una intervención a la provincia porque "la Constitución no la prevé para esta situación, por más grave que sea". Respecto de los antecedentes penales del policía neuquino detenido, Darío Poblete, presunto autor del disparo que mató a Fuentealba, dijo que "es incomprensible" y llamó a profesionalizar las fuerzas de seguridad provinciales. "Si este señor se ofuscó porque el auto lo golpeó o le pisó el pie, en qué grado de locura estamos si esto fuera cierto y por eso mata a una persona a un metro y medio, es una desproporción", dijo. (Télam)

El candidato de Pro a jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, condenó el asesinato del docente neuquino Carlos Fuentealba, cometido, según dijo, por un "asesino disfrazado de policía", y tomó distancia de su hasta ahora aliado Jorge Sobisch. Sostuvo que fracasó el espacio opositor con el neuquino.

"La intención era unificar a todos los que tienen una visión distinta a la del oficialismo en un mismo espacio; trabajamos durante dos años y fracasamos; hoy estamos abocados a un proyecto para la ciudad de Buenos Aires", argumentó. "Es una distorsión ideológica pensar que orden es dictadura militar", disparó el referente de la derecha.

Frente a estos pronunciamientos, el movimiento que promueve la candidatura a presidente de Sobisch salió a defender a su referente y a intentar mostrarse fuerte frente a la protesta social.

El referente bonaerense del movimiento que promueve la candidatura de Sobisch,

Mauricio Silva, expresó ayer el malhumor que provocó en esa fuerza la toma de distancia que realizó Macri, a quien achacó tener posiciones "huidizas y cambiantes".

"Nuestros aliados van a hacer un replanteo de su posición en el futuro, pero también les decimos que los que tienen definiciones huidizas y cambiantes van a ser juzgados" por los votantes, dijo aludiendo a Macri.

El candidato de Pro sostuvo que "nuestra intención fue hacernos cargo del reclamo ciudadano de unificar a todos los que tenían una visión distinta del oficialismo en un único espacio. Trabajamos durante dos años y fracasamos".

Para mostrarse más lejos de Sobisch recordó que el neuquino no integra la fuerza con la que intentará ganar las elecciones de la Capital Federal el 3 de junio.

También se despegó uno de sus aliados más recientes, el ex gobenador misionero Ramón Puerta, cuyo vocero dijo a Página/12 que "Puerta hizo una ronda para hablar con todos y después Sobisch salió a anunciar un acuerdo".

El jefe de la CGT, Hugo Moyano, arremetió contra Macri porque consideró que con esta actitud pretende sacar "alguna ventaja electoral" del episodio.

El malestar en el seno de El Movimiento de las Provincias Unidas fue expresado por Silva, quien dijo que "Sobisch es una personal leal y no habría esperado que suceda un hecho semejante para despegarse de un aliado". Negó que hubiera adoptado alguna decisión vinculada a un posible abandono de la candidatura, y

en cambio expresó que "por su coherencia, su defensa del Estado de derecho" y el pedido de detención "de quien se excedió", su figura "se va a ver fortalecido" una vez que se esclarezca el hecho.

Agregó que "los ataques que sufre" el mandatario patagónico se debe a que "es el candidato presidencial opositor de mayor coherencia", y contrapuso esa imagen a "los que intentan despegarse de un aliado", a los que auguró que van a ser juzgados por medio del voto en las elecciones.

Ricardo López Murphy -el otro referente de la derecha, enfrentado hace años con Sobisch- dijo que el gobernante neuquino "es responsable" de la represión policial por "no saber cómo hacer para que la fuerza de seguridad de su provincia haga lo que corresponda sin causar muertes", dijo.

Unión de Transporte Automotor (UTA), la Asociación Bancaria y los empleados judiciales anunciaron su adhesión a la jornada de duelo nacional convocada para mañana en repudio a los episodios de Neuquén.

El secretario gremial de UTA, Andrés Arrejoria, explicó que como consecuencia de la adhesión de los trabajadores del sector a la medida el servicio de micros estará paralizado entre las 12:00 y 13:00.

"Esto significa que durante esa hora no saldrá ningún micro de las cabeceras, pero sí continuarán su recorrido los que se encuentren en el trayecto", explicó.

En el caso de los subterráneos, la medida de repudio se cumplirá de 12 a 14.

La Asociación Bancaria expresó su repudio a "toda represión de los legítimos reclamos de los trabajadores" y manifestó su adhesión a la jornada de duelo nacional convocada por la CGT. En razón de ello, los bancarios paralizarán sus tareas en los lugares de trabajo de 12 a 13 en todos los bancos del país.

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación también adhirió a la jornada de repudio. "Hemos sufrimos la represión, nos solidarizamos con los compañeros trabajadores docentes, y adherimos y ratificamos, ante el fallecimiento del compañero Carlos Fuentealba, la jornada de duelo", sostuvo Julio Piumato en un comunicado en el que se anuncia un paro desde las 12 a las 13:30. (Télam)


Comentarios


Macri rompió con Sobisch, cuya candidatura seFernández: «Nunca deberían ocurrir estas cosas»mantiene por ahoraNi bancos ni colectivos por una hora