#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

“Mad Max” regresa más furiosa

“Mad Max: furia en el camino” se suma la saga que comenzó Peter Weir en 1979 y retoma una violenta historia postapocalíptica que llegará a los cines de la región el próximo jueves.



#

Tom Hardy y Charlize Theron se enfrenta a los villanos y recorre caminos violentos.

Cine

Han pasado tres décadas y, por primera vez, Mel Gibson no estará en la saga postapocalíptica “Mad Max”. Pero lo que sí es seguro es que “Mad Max: furia en el camino”, en esta ocasión con Tom Hardy y Charlize Theron en los papeles protagonistas, estará rugiendo en cartelera con su particular estética motoquera y su panorama desértico.

La nueva entrega de la franquicia verá la luz esta semana, 36 años después de que esta distopía basada en la peculiar mente de George Miller sorprendiera a propios y extraños. Fue el primer gran éxito en la carrera de un jovencísimo Gibson, antes de que el australiano Peter Weir lo fichara para “Gallipoli” y “El año que vivimos en peligro”, dos notables trabajos que demostraron al mundo su versatilidad.

Liliana Martínez-Scarpellini

lOtSHK4UQTA

El legado de “Mad Max”.

La estética sigue siendo similar a la de la trilogía inicial, dura, violenta, un tanto roquera y decadente, esta vez corregida y aumentada. Y contará con la sudafricana Theron como uno de sus máximos exponentes con la cabeza rapada, un look muy atípico para la actriz.

En ella y en Hardy, actor británico de 37 años, se apoyó Miller, el hombre que se volvió a poner detrás de las cámaras para continuar con su obra maestra, de nuevo como director, guionista y productor de un filme que pasará por el festival de cine de Cannes fuera de competición, eso sí.

Es el final del trayecto para una película que, de acuerdo con Miller, llevaba más de 20 años en el “infierno de la producción” y que no terminaba de contar con el visto bueno de los estudios. Ya en 2003, Miller anunció que tenía listo el guión para la cuarta película. Aunque el proyecto recibió la luz verde con un presupuesto de 100 millones de dólares, otros problemas burocráticos y de localizaciones se entrometieron en el camino. Namibia iba a ser el lugar de la filmación entonces, pero no se pudo trasladar todo el equipo hasta el país africano y tanta demora llevó a Gibson a desistir de la posibilidad de continuar con la franquicia. Años más tarde, ese estado volvió a ser el sitio elegido por sus desiertos y lo barato de la producción.

Es posible que haya incluso una entrega más, “Mad Max: Furiosa”, basado en el personaje que interpreta Theron. La actriz, por su parte, asegura que fue un rodaje duro y que no dudó en raparse la cabeza para darle más realismo al personaje. “Llamé a George y le conté mi plan”, confesó en una entrevista con la revista “W”. “Se quedó en silencio, lo que interpreté como una buena señal”. Ese aspecto, parece, fue uno de los más sencillos de un proceso que duró siete meses en el desierto de Namibia. “Duró una eternidad”, explica.

Theron también se refirió a convertirse en madre -tiene un hijo adoptado de 3 años, Jackson- y al hecho de buscar papeles más pacíficos que el que interpreta en “Mad Max”. “Nunca he sido aficionada llevarme los personajes a casa. Pero si acaso, me atrae más el material oscuro desde que me convertí en madre. Miro a Jackson y quiero luchar con más fuerza para acabar con el sida y contar historias que arrojen luz sobre las injusticias. Siento que se merece un mundo mejor”.

En cuanto a Hardy, Miller confía en que el público no sienta la ausencia de Gibson en el papel. Afirma que la esencia es la misma aunque se trate de un actor distinto. “El personaje ha crecido a partir del mismo material”.

El resto es cuestión de digerir muchas dosis de acción, con la tecnología que antes no existía para contar la historia y, de alguna forma, recurrir a la nostalgia para atraer al mismo público -y sus descendientes- que en su momento ayudó a la saga a formar parte de la historia del cine.

Fuente: DPA


Comentarios


“Mad Max” regresa más furiosa