Madonna podrá adoptar a Mercy

La Corte Suprema de Malawi lo aprobó ayer. "Estoy en éxtasis", aseguró la artista a los medios.



#

Los jueces debían decidir entre dos opciones: dejar a Mercy en un orfanato o dársela en adopción a Madonna.

BLANTYRE (Malawi) (DPA).- Madonna podrá adoptar a la pequeña huérfana Chifundo Mercy James en Malawi, tras la aprobación anunciada ayer por la Corte Suprema de Apelaciones del país sudafricano en Blantyre.

"Estoy extremadamente agradecida con la decisión de la Corte Suprema sobre mi solicitud para adoptar a Mercy James", dijo la cantante en una declaración.

"Estoy en éxtasis. Mi familia y yo no vemos el momento de compartir nuestras vidas con ella". El juez Lovemore Munlo elogió el compromiso de la "diva del pop" con el país africano y dijo que Mercy, de cuatro años, tendrá una vida mejor con ella, en vista de que la cantante vive "en una situación financiera estable", señaló la BBC.

La fortuna de Madonna se estima en varios cientos de millones de dólares. En el texto del fallo se afirma que los jueces debían decidir entre dos opciones. "O bien (Mercy) se quedaba en un orfanato sin el amor de una familia (...) o vive con Madonna, donde tiene amor asegurado", señala, y añade que todo niño tiene derecho al cariño.

Un tribunal inferior había denegado en abril la adopción, alegando que la cantante estadounidense no reunía las condiciones necesarias como madre soltera no residente en el país. La ley de Malawi establece que los extranjeros tienen que vivir al menos 18 meses en su territorio para poder adoptar un niño, pero este requisito tampoco había sido aplicado cuando Madonna adoptó con su ex marido Guy Ritchie, en el 2006, a otro niño, David Banda.

La adopción del niño quedó formalizada el año pasado. En el fallo de la corte de apelaciones se dice ahora que la exigencia de 18 meses no se adapta a los tiempos actuales. Hoy en día una persona puede vivir en más de un sitio, se indica. Cuando solicitó la adopción, Madonna estaba en Malawi.


Comentarios


Madonna podrá adoptar a Mercy