Malos olores por aguas servidas en el cañadón

NEUQUÉN (AN).- Un desborde cloacal que atraviesa un cañadón y cruza los barrios Mercantiles y Salud Pública, se convierte en una pesadilla recurrente en esta época del año para los vecinos del lugar. Las aguas servidas brotan desde una boca de inspección de la red cloacal que se encuentran emplazada sobre uno de los cañadones de la barda, a la altura del tercer puente sobre la Ruta 7. A través de las alcantarillas de captura de agua de lluvia, los líquidos espesos y malolientes que afloran desde las cañerías de la red, se acumulan hasta formar arroyos en cercanías de los accesos a los barrios y luego corren hacia el sector este del cañadón donde encuentran su desembocadura natural. La alcantarilla que al final del recorrido recibe los líquidos cloacales se encuentra a unos 80 metros aproximadamente de la bocatoma del sistema de agua potable de Parque Industrial, que abastece a cinco barrios del norte de la ciudad. Los vecinos de Salud Pública y Mecantiles vienen reclamando desde hace mucho tiempo una solución para este problema que se ve incrementado con las primeras temperaturas altas del año. La acumulación de basura en la zona de la boca de inspección complican el panorama y producen un foco de contaminación considerable.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora