"Mami Dolores", la presa más anciana

Por Jorge Vogelsanger

Dolores Ruiz Guerrero, encarcelada desde 1995 en la India y a sus 80 años la presa española de mayor edad en el mundo, podría ser puesta en libertad por razones humanitarias y regresar a sus país en los próximos 15 días, anunció en Madrid el ministro indio de Asuntos Exteriores, Jaswant Singh.

El jefe de la diplomacia india explicó que su gobierno pedirá clemencia al jefe de Estado, Kocheril Raman Narayanan, para lograr la excarcelación de esta ciudadana española, atendiendo las peticiones que en este sentido habían formulado el rey Juan Carlos y el presidente del Ejecutivo, José María Aznar.

"A esta señora la engañaron para que transportara diez kilogramos de heroína en un paquete", reconoció Singh tras una reunión en Madrid con la "troika" de la Unión Europea (UE), que preside España en este semestre. El ministro se mostró seguro de la pronta puesta en libertad de Ruiz Guerrero, tanto por su avanzada edad como por su mal estado de salud.

Entre los cerca de 1.300 españoles que cumplen condena en el extranjero, el caso de esta madrileña es particularmente trágico y, a la vez, paradigmático.

La "abuela Lola" o "mami Dolores", como la llaman las demás reclusas porque se encarga de cuidar a sus hijos, fue engañada por un matrimonio indio que la invitó a un viaje a ese país en 1995. A la vuelta le pidieron que llevara una maleta a España repleta de especias. Ella lo hizo. Pero la maleta resultó estar llena de cocaína.

Ruiz Guerrero fue detenida en Nueva Delhi y condenada a diez años de cárcel por tráfico de drogas y a pagar una multa de 5.714 dólares.

Ella siempre sostuvo que era inocente y que había sido víctima de un timo.

Pero eso no sirvió de nada. Fue internada en la prisión de Tijar Jail de la capital india, una de las cárceles más duras y saturadas del mundo, donde convive con asesinas y reclusas enfermas. Durante años tuvo que dormir en el suelo, entre cartones, hasta que finalmente, por su avanzada edad, logró que le dieran un catre. (DPA)


Comentarios


«Mami Dolores», la presa más anciana