Mántaras y Azpeitía rondan el STJ

El primero es el candidato oficialista. El martes se definirá quién será el vocal

VIEDMA (AV)- Sólo dos son los candidatos para ocupar la vocalía en el Superior Tribunal de Justicia. El próximo martes se definirá si ese cargo será para el actual procurador general Hugo Mántaras o para el camarista civil Gustavo Azpeitía.

El primero es el candidato del gobernador, Pablo Verani, y el magistrado es el propuesto por el Colegio de Abogados de Viedma.

Pedro Funes, hoy a cargo de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, fue el otro nombre que manejaba como posible postulante el gobierno rionegrino, pero finalmente no fue presentado, al vencer el jueves el plazo para hacerlo.

Si bien Mántaras aparece como firme reemplazante de Edgar Echarren, quien renunció al STJ en febrero de este año, no estaría tan firme la voluntad del gobernador Verani.

El Colegio de Abogados de Viedma tiene asegurado los votos de los tres consejeros de esta entidad, los tres de los diputados justicialistas y, por lo menos uno de los otros tres votos del Colegio de Roca. Sólo resta que se definan los consejeros por los abogados de Bariloche que se estima respetarán el acuerdo previo alcanzado cuando fue elegido Luis Lutz como juez del Superior Tribunal de Justicia.

En esa oportunidad los abogados de Viedma acordaron con los de la ciudad lacustre apoyar el candidato de esa institución con el compromiso de que cuando se reemplazara otro integrante del máximo cuerpo judicial de Río Negro y le correspondiera a Viedma, Bariloche adoptaría igual posición.

Para la elección de Lutz los tres consejeros de Roca votaron por Gustavo Martínez, actual ministro de Coordinación, desentendiéndose de las otras dos posturas. Esta vez el Colegio de Abogados de Roca apoya la candidatura de Azpeitía pero el voto de los consejeros es independiente y sólo uno de ellos se habría pronunciado por el camarista civil.

Las fuertes críticas contra Mántaras provenientes de distintos sectores no tuvieron efecto en la decisión del gobernador que en ningún momento dudó de querer al Procurador en el STJ.

Este candidato tiene asegurado los seis votos de los legisladores radicales que integran el Consejo de la Magistratura y, obvio, el del gobernador.

Pero de ser cumplidos los acuerdos y las posiciones adoptadas, Azpeitía podría imponerse ya que contaría con 11 votos: el de los tres consejeros de Viedma, los tres de Bariloche, uno del Colegio de Abogados de Roca y los cuatro de los diputados justicialistas.

Al margen de los compromisos asumidos desde el Colegio de Abogados de Viedma se envió una nota al de Bariloche, destacando los motivos por los cuales se impulsa a Azpeitía para ocupara la vacante en el STJ.

Entre otros conceptos puntualizaron los "excelentes" antecedentes jurídicos y académicos del camarista, su correcto desempeño de la magistratura en la Cámara de Apelaciones Civil, Comercial y de Minería, y porque "entendemos que con la designación de Azpeitía en el STJ estaremos aportando un profesional absolutamente independiente en el desempeño de su cargo y esta cuestión nos parece que en los tiempos que transitamos resulta esencial".

La nota añadió que "no queremos un miembro del STJ que le entorpezca al Ejecutivo la implementación de la reforma del Estado pero sí queremos alguien que sea capaz de señalarle los casos en que dicha reforma viole el orden jurídico".


Comentarios


Mántaras y Azpeitía rondan el STJ