Mantienen la cautelar por los desechos de langostinos

Lo resolvieron en la audiencia de conciliación entre los amparistas que se oponen a que los lleven cerca del acceso de Las Grutas y representantes de la provincia y el municipio.



#

La audiencia de conciliación se extendió por cuatro horas. Los amparistas salieron satisfechos.(Foto: martín brunella )

Mantener la medida cautelar que impide que se arrojen desechos de langostinos detrás del cerro Banderita de esta villa balnearia, al menos hasta que se constate la puesta en marcha de una nueva zona de acopio para esos restos. Y la convocatoria a un encuentro, que se realizará el 11 de julio, en el que el Estado provincial, municipal y las empresas definirán de qué modo se remediará el lugar en el que venía arrojándose, a cielo abierto, el descarte producido por el procesamiento de crustáceos.

Eso fue lo que se acordó ayer durante la audiencia de conciliación que se celebró en el marco del amparo colectivo por daño ambiental, que los vecinos autoconvocados presentaron para pedir el cese de la acumulación de desechos sólidos y líquidos de la especie, poco antes del ingreso al destino turístico.

La audiencia, que fue fijada por la jueza del juzgado Civil, Comercial, de Minería, Sucesiones y Familia de San Antonio Vanessa Kozaczuk se desarrolló en ese tribunal poco después de las 11.30 y culminó pasadas las 15, cuando las partes dejaron plasmado su acuerdo en un acta.

Conformidad

“Estamos conformes con lo resuelto. Sobre todo en el caso del compromiso de sanear el campo ubicado detrás del cerro Banderita en el que se acopiaban los desechos. Es que, más allá de que ahora se defina otra manera de disposición y una zona diferente para llevar los restos, lo que queríamos justamente era que ese lugar no quedara así. Por eso veremos cómo se resuelve esto en la reunión fijada para julio, aunque ya saben que deberán remediar lo que hicieron” manifestó Marilina Cardelli, una de las vecinas autoconvocadas que participó del encuentro.

En el cónclave estuvieron presentes los amparistas, la municipalidad, el área de Pesca y Medio Ambiente provincial, la fábrica de harina de pescado y las empresas pesqueras.

Con respecto al nuevo lugar en el que se arrojarían los desechos, que sería un predio de cinco hectáreas cedido por la familia Urcera hasta la finalización del mandato del actual intendente Luís Ojeda (FPV), el titular de pesca provincial Jorge Bridi manifestó que el sitio “ya fue adecuado para comenzar a arrojar los restos”.

Algo que resta conocer, sin embargo, es si, para la habilitación final de ese espacio, se culminó y presentó el estudio de impacto ambiental requerido. Y qué pasará con la audiencia pública que fue solicitada por vecinos y ong’s, que quieren que se informe sobre todo lo dispuesto en relación con el tema, y vienen realizando demandas ante la secretaría de Medio Ambiente local.

“Las dos primeras cavas están hechas, se desmontó para realizar fosas nuevas y se consolidaron 2 km de sendero de acceso”.

Jorge Bridi, subsecretario de Pesca de la provincia

de Río Negro

Datos

“Las dos primeras cavas están hechas, se desmontó para realizar fosas nuevas y se consolidaron 2 km de sendero de acceso”.

Comentarios


Mantienen la cautelar por los desechos de langostinos