Manu Ginóbili “vuelca” 54 millones en Las Grutas

Financiará un megaproyecto inmobiliario.



LAS GRUTAS (ASA)- Emanuel Ginóbili respalda económicamente un proyecto de inversión por 54 millones de pesos en Las Grutas.

El Deliberante aprobará hoy el contrato de fideicomiso, por el cual el destacado basquetbolista recibirá la garantía del título de propiedad con el compromiso de que la iniciativa se concrete.

Los propietarios de tierras ubicadas al este del balneario, camino a la Rinconada, en un sitio en franca expansión, elaboraron un ambicioso plan de obras con la construcción de cuatro edificios en los que habrá más de 200 departamentos de uno, dos, tres y cuatro ambientes de primera categoría. En el mismo predio se construirá una pileta al aire libre, pileta climatizada, oficinas, vestuarios, spa, club de salud, gimnasio, patio de comidas, auditorio, play center, drugstore, lavadero, restaurante, confitería, servicio médico, locales comerciales, mantenimiento y jardinería, seguridad y vigilancia.

Los terrenos están sobre una superficie de 24 mil metros cuadrados, situados a pocos metros de la costa. Son propiedad de Carlos Maineri y José Luis Gómez, junto a otros inversores, a quienes éstos representan ante los trámites municipales.

Para la concreción del proyecto, los privados presentaron en el Concejo la solicitud de que se les otorgue el título de propiedad sobre la tierra preadjudicada, condicionado al cumplimiento de los compromisos asumidos. De esta manera se garantiza el aporte económico de 54 millones de pesos, que serán otorgados a través de un fideicomiso por el basquetbolista bahiense que actúa en la NBA.

El apoderado del deportista, Guillermo Faure, estuvo tiempo atrás con algunos de los ediles de esta localidad llevando adelante las negociaciones y explicando la participación de “Manu” Ginóbili en el proyecto.

En el expediente que hoy tratará el Concejo Deliberante figura el poder de Ginóbili hacia Faure, como tambié cartas de entidades bancarias que dan cuenta de la solidez económica del basquetbolista.

En relación al proyecto presentado, las características particulares de la iniciativa no plantean dudas, ya que probablemente sea la inversión más importante de la historia del lugar. Lo que sí genera cierta inquietud en el ámbito municipal es la obligación de cumplir con el compromiso asumido por anteriores autoridades locales que, hace más de diez años, vendieron los terrenos dejando sentado que la comuna sería la responsable del mejoramiento de la zona aledaña al terreno, lo que implica correr un médano.

La presidenta del cuerpo, Mabel Leonardo, indicó que ya se envió el proyecto al autor del Plan Rector Urbanístico, el arquitecto Diego Capandeguy, como también a la ingeniera Patricia Llonch, que a partir de febrero será la encargada de ponerlo en marcha. “Ambos están analizando las tareas que se pueden hacer para generar el menor impacto posible en el ambiente y a la vez cumplir con el compromiso que la Municipalidad asumió”, indicó la titular del legislativo.

Cuatro edificios, 210 departamentos

La memoria descriptiva del proyecto de inversión del que participa Manu Ginóbili indica que se construirán cuatro edificios, cuya morfología y disposición permitirá un crecimiento gradual y progresivo. “Se crece en sentido oeste y este con un primer edificio que se denominó Atlántico, continuando con otras tres estructuras llamadas Caribe, Mediterráneo y Pacífico”, dice la carpeta presentada.

“El Atlántico, que se desarrolla a lo largo de la calle Punta Norte -corre paralela a la cancha de fútbol del complejo Marina Cero- alberga el espacio de toda la planta baja con destino a actividad comercial, centro de compras, confitería y cine. Se completa con niveles superiores de viviendas, aunque podría alterarse el destino a un hotel de cuatro o cinco estrellas”, continúa.

Los tres edificios restantes, “sobre calle Currú Leuvú están compuestos por viviendas en todos sus niveles. Los estacionamientos en el subsuelo de cada edificio albergan vehículos, bauleras y servicios”.

El complejo constará de 12 monoambientes, 64 viviendas de dos ambientes, 62 de tres y 72 de cuatro. Se estima una inversión total de 54 millones de pesos. (ASA)

Una cláusula para evitar perjuicios

La carpeta presentada a la comuna sostiene que “dado el nivel de inversiones requerido, la necesidad de disponer de un título perfecto de dominio de la tierra condiciona el inicio de los aportes dinerarios. Las disposiciones municipales vigentes otorgan el dominio definitivo del bien una vez concluídas las obras, no obstante existen excepciones”.

Una de ellas es la cláusula de retroventa, por medio de la cual se prevé el retorno del predio al municipio en caso de que no se cumpla con la finalidad constructiva.

Los solicitantes aducen que debido a que el proyecto se hará en varias etapas, la cláusula de retroventa caduque cuando se construyan unos 3.000 metros cuadrados, que consisten en unas 26 unidades habitacionales de las 210 totales.

Las tierras en las que se levantará el complejo fueron vendidas por el ex intendente Carlo Carassale a mitad de la década pasada, en medio de las polémicas preadjudicaciones que terminaron con el ya fallecido político local condenado por la Justicia. Además de haberlas vendido a menor valor de lo que estipulaba la ordenanza vigente, Carassale comprometió mejoras en terrenos cercanos, lo que obliga a que el municipio deba hoy correr un médano ubicado entre la manzana en cuestión y la costa. (ASA)


Comentarios


Manu Ginóbili "vuelca" 54 millones en Las Grutas