"Manu" y una victoria tan esperada como decisiva

Ahora la serie, que lidera 3 a 2 San Antonio, se muda a Texas, donde jugarán el domingo.



La tan ansiada victoria llegó. San Antonio derrotó a New Jersey por 93 a 83 y lidera 3 a 2 la serie final de la NBA Heridos en su orgullo, los campeones del '99 salieron a atacar el aro. A intentar volver a darle vuelo y contundencia a su juego. Habían perdido el cuarto partido cuando lo tenían cerca del bolsillo Tim Duncan tuvo un arranque colosal.

En escasos minutos comenzó a apoderarse de los rebotes, despojando del juego por debajo de los aros a quien había sido su sombra en los partidos anteriores, Kenyon Martin, que no tuvo una buena noche Pero también Jason Kidd jugó en gran forma.

También él buscaba su revancha, aunque personal, por su baja performance en el encuentro anterior Otra vez, la paridad fue el común denominador del partido. Apenas un punto para San Antonio (19-18) los separó en el primer cuarto De a poco el visitante se despegó. Coincidió con los primeros puntos de Ginóbili, autor de una acrobática volcada para totalizar 6 puntos en la primera mitad.

Esos dos cuartos finalizaron con los visitantes 42 a 34 arriba, con un Duncan intratable, autor de 14 puntos y 10 rebotes Pero Kidd tomó la bandera. Como siempre en este aguerrido equipo. Clavó tres triples y acercó a su equipo en el inicio de la tercera parte El partido, eso sí, era mejor que el anterior, el pésimo cuarto partido en el que ambos por poco protagonizan el partido final con menos puntos de la historia El ida y vuelta favoreció a Sa Antonio, que se escapó por nueve en el comienzo del último cuarto.

Pero los Spurs, también, se fueron llenando de faltas. Manu no fue la excepción, que llegó a la cuarta y volvió al banco. Pero los Nets no podían aprovechar del todo esa falencia: erraban casi todo lo que tiraban La ventaja de entre seis y siete puntos se mantuvo. Duncan, que superaba los 25 cuando promediaba el último cuarto, también cargaba de faltas a los gigantes locales. Martin, por esa razón, veía el partido sentado Kidd seguía intentando, apoyado por el ingreso de Jefferson, que acercó a los Nets a dos.

El partido se tensó. Pero apareció el veterano Steve Kerr, que resultó fundamental desde afuera. "Manu" creció hasta llegar a los 12 puntos. Después fue aguantar, hasta la tan ansiada victoria.


Comentarios


"Manu" y una victoria tan esperada como decisiva