“Manzanas blancas”: el 2 de agosto será la inspección en la zona

Estarán en Allen y en Villa Regina

#

Hace tres años el juez Brugo inspeccionó Frutol y no halló droga.

Archivo

BUENOS AIRES (ABA).- Ya hay fecha concreta. Los jueces del Tribunal Oral en lo Penal Económico Nº 3 que juzgan la causa “Manzanas Blancas”, realizarán el próximo 2 de agosto una inspección ocular en el galpón y el frigorífico de Nelson Hinricksen en Allen. El empacador que trabajaba para Frutol está imputado junto al dueño de la empresa, Valentín Temes Coto, y a quien fuera su mano derecha, Claudio Maidana, por la tentativa de contrabando de casi 3,5 toneladas de cocaína ocultas en cajones de manzanas. Los jueces Luis Imas, Karina Pirilli y Luis Losada también estarán ese día en la aduana de Villa Regina, por donde –según la instrucción– pasaron los contenedores con droga en junio de 2010. Seguramente Hinricksen pedirá estar presente en las inspecciones. Del galpón actualmente está al frente uno de sus hermanos. En cuanto al juicio oral, el único testigo citado para ayer no asistió y el debate sufrió un nuevo retraso. La circunstancia fue aprovechada por los jueces para anunciar que enviaron los exhortos a Madrid para que se autorice a declarar por videoconferencia a los involucrados en la “causa española”, ya que los 3.347 kilos de droga incautados iban dirigidos al puerto de Vigo. Son más de medio centenar de testigos y procesados, cuya posibilidad de ser escuchados depende de trámites pendientes en Cancillería, lo que demoraría aún más el juicio teniendo en cuenta la feria judicial de España, que es en agosto. El abogado Mariano Bergés, exdefensor de Temes Coto, quien igualmente sigue atento a la causa, realizó ayer una nueva denuncia ante el Consejo de la Magistratura contra los miembros del Tribunal por la lentitud con que se desarrolla el juicio (que comenzó en octubre de 2012); la demora en tramitar los exhortos pedidos hace más de un año, y la situación de Hinricksen, quien cumplió ya más de tres años en prisión. Pidió también que se designe un veedor, atento la reciente orden de la Cámara de Casación Penal de darle mayor celeridad a la causa. Por otra parte, siguen repercutiendo los testimonios que recibió en Roca la fiscal Ana Benito. En uno de ellos, el detenido por homicidio Erico Segura, quien trabajó en el galpón de Hinricksen, dijo que allí se cargaba droga y habló de supuestos vínculos del empacador con el exfiscal de Allen Ricardo Romero. Por eso, la fiscal porteña Rivas Díez pidió la declaración de Segura en Buenos Aires, medida que deberá autorizar o no el juez que instruyó la causa, Jorge Brugo.


Comentarios


“Manzanas blancas”: el 2 de agosto será la inspección en la zona