Mapuches reclaman un régimen autónomo

Comunidades de la zona sur y cordillerana de Neuquén presentaron un proyecto de ley para que, entre otras cosas, se les reconozcan los montos correspondientes por coparticipación.



NEUQUEN (AN).- Las comunidades mapuches de la zona sur y cordillerana de la provincia presentaron un proyecto de ley en la Legislatura para crear un régimen autónomo y que se les reconozca los montos correspondientes por coparticipación, en sintonía con lo que perciben mensualmente los municipios de tercera categoría y las comisiones de fomento.

La iniciativa apunta a considerar como comunidades mapuches autónomas a aquellas que alberguen dentro de su superficie única y determinada, una población no menor de doscientos habitantes La propuesta, que promueven mapuches de la zona sur, con la coordinación del diputado del MPN, Antonio Guiñazú, y el asesoramiento de la Fundación Cruzada Patagónica, prevé que las rentas de las comunidades se sustentarán en los ingresos por coparticipación que les asigne el Poder Ejecutivo provincial "en la misma proporción que lo hace para con los municipios de tercera categoría y las comisiones de fomento rural".

"La estructura de poder de la provincia del Neuquén no contempla a las comunidades mapuches y por lo tanto se nos niega el ejercicio de los derechos que nos reconoce la Constitución Nacional y los tratados internacionales devenidos en Ley suprema", desde 1994, argumentan en el proyecto de ley, que tiene el aval de las comunidades Vera, Raquithue, Atreuco, entre otras.

Los impulsores de la iniciativa, que tomó ayer estado parlamentario, entienden que "Neuquén debe ser pionera en este acto de Justicia y, sin lugar a dudas, las restantes provincias, con realidades indígenas, seguirán sus pasos". Semanas atrás, representantes de esas comunidades habían participado de una reunión de la Comisión de Asuntos Municipales de la Legislatura en busca de asesoramiento.

Argumentan que el proyecto es una propuesta superadora, porque "ya no tiene sentido discutir si las personerías nacionales o provinciales asignan tales o cuales derechos".

La propuesta instaura un sistema administrativo que estará a cargo de sus respectivas comisiones directivas, revisoras de cuentas y consejos de mayores. Los miembros de esas comisiones serán elegidos de acuerdo con lo previsto por los estatutos y reglamentos internos de las comunidades respectivas, por e voto secreto y la participación de todos los integrantes habilitados en cada acto eleccionario.

Las comisiones directivas serán las responsables de elaborar el presupuesto de la comunidad que deberá ser aprobado por la asamblea de integrantes antes de ser elevado al Tribunal de Cuentas de la Provincia.

La propuesta autoriza a las comunidades a solicitar empréstitos y contraer deudas única y exclusivamente cuando así lo decida la asamblea de integrantes. El endeudamiento debe tener una finalidad específica, pero es ineludible aclarar con qué recursos se cancelarán los intereses y amortizaciones pertinentes. Y otorga facultades a las asambleas de integrantes de las comunidades autónomas para fijar cánones, tasas, derechos, contribuciones y retribuciones por servicios Adjudica a los mapuches la capacidad de realizar obras públicas y servicios en cada comunidad estableciendo un orden de prioridades y sus plazos de ejecución.

Por último estipula que cada miembro que maneje fondos y recursos de la comunidad deberá ser informado de sus responsabilidades y en todos los casos deberá presentar una declaración jurada de su patrimonio.


Comentarios


Mapuches reclaman un régimen autónomo