Maquiavelismo

POR ALICIA MILLER

Eligió la palabra acertada el vicegobernador de Santiago del Estero, Emilio Rached, cuando calificó ayer de «maquiavelismo» el procedimiento empleado para «sacar del medio» a una persona pública que se había vuelto una presencia molesta para sectores conservadores que tuvieron a su cargo una larga época vinculada con el control social, la corrupción y la prepotencia política.

El video que terminó con la carrera pastoral del obispo de Santiago del Estero, Juan Carlos Maccarone, puede ser pecaminoso desde el punto de vista de la Iglesia Católica pero, desde la óptica ciudadana, es lisa y llanamente una invasión indebida e ilegal en la privacidad de una persona que, sea de la condición que fuere, tiene derecho a mantener en su intimidad su orientación y prácticas sexuales.

Por ello, independientemente de lo que la Iglesia considere un pecado o una inconducta grave según sus códigos, lo que prevalece es la ley civil, para la cual Juan Carlos Maccarone es un ciudadano más, protegido por las mismas garantías individuales que cualquier otro.

El artículo 19 de la Constitución Nacional establece que «las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública ni perjudiquen a un tercero están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados». Y la Iglesia, claro, no es Dios.

El argumento de la venganza personal de un muchachito de 23 años es tan increíble como que él haya ideado, organizado, editado y distribuido un video conformado como una sesuda manera de tirar a matar.

El Episcopado, en principio, respondió en forma adecuada, solidarizándose con Maccarone y advirtiendo la campaña política en su contra. Sería un síntoma de madurez que la sociedad permitiera al ahora ex obispo caminar por las calles y seguir con su valiosa labor pastoral y cívica sin concederle a quienes quisieron «borrarlo del mapa» el privilegio de lograrlo.

Notas asociadas: Caso Maccarone: 'la Iglesia no teme a la verdad ni pretende ocultarla'  

Notas asociadas: Caso Maccarone: 'la Iglesia no teme a la verdad ni pretende ocultarla'  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora