Máquinas para el estacionamiento 

En Viedma, la concesionaria del servicio pondrá expendedoras de tíckets.



VIEDMA (AV).- La empresa ATGE, concesionaria del servicio de estacionamiento medido y pago en Viedma, dispuso desprenderse de parte de su personal que vendía tarjetas en la calle y remplazarlos por máquinas expendedoras de tíckets.

El responsable local de la empresa, Norberto Linares, atribuyó las cesantías a medidas de "achique administrativo", por lo tanto anunció que al servicio de venta se sumaron tres expendedoras ubicadas en sectores de alto tránsito de la calle Roca y un listado "importante" de comercios que tendrán tarjetas a disposición de los automovilistas.

Paralelamente, anunció que fue puesto a disposición de los automovilistas una oblea a un valor bonificado de 35 mensuales, lo que representa "un 50% menos" para los propietarios.

Antes de que la nueva gestión comunal, a cargo de Gustavo Costanzo, imponga reglas de juego más severas para evitar ciertos excesos, los "tarjeteros" también tenían por misión avisar al personal que operaba la grúa cuando un auto quedaba en infracción. Con los nuevos procedimientos esto quedó librado sólo a los inspectores municipales.

En cuanto a la decisión que tomó ATGE de llevar el pago mínimo a 0,50 pesos, en lugar de los 0,25 anteriores, Linares explicó que el primer valor formaba parte de un piso establecido por contrato con lo cual "en el primer año estuvimos dándole una franquicia a la gente".

Respecto del reclamo de casi 400.000 pesos que la empresa le formuló a la actual administración, por pérdidas dentro de las nuevas reglas de juego, Linares se limitó a señalar que "ese planteo lo trata sólo la central de Buenos Aires con las autoridades municipales".

La exigencia había sido planteada el mes pasado aduciendo que se le cayó la recaudación.

A criterio de la concesionaria, las pérdidas se habrían producido en lo que va de la nueva gestión municipal luego que los funcionarios hicieron un replanteo del procedimiento de retiros de autos mal estacionados con el uso de la grúa. El cambio en las reglas de juego se hicieron en base a lo estipulado en el contrato firmado con el entonces intendente Fernando Chironi.

Ahora, los automovilistas tienen algunos minutos de tolerancia cuando los inspectores avisan por silbato. 


Comentarios


Máquinas para el estacionamiento