Marcha contra el «encubrimiento» de los abusos sexuales