Marchar en Centenario “no tiene sentido”

CENTENARIO (ACE).- Unos 200 adolescentes dispuestos a marchar para pedir justicia por Gimena Salazar y Jorge Oyarzún decidieron volver a reunirse el lunes y continuar en la organización del reclamo. La marcha de ayer se suspendió por la ausencia de los padres de los adolescentes fallecidos. Según explicó el padre de Gimena, Miguel Salazar, los familiares evaluaron que las marchas en Centenario “ya no tienen sentido” debido a la “indiferencia” que sienten de parte del Ejecutivo Municipal en relación a la demanda de celeridad judicial. Salazar explicó que intentaron desactivar la protesta con llamados a las radios locales y mensajes en las redes sociales. “A última hora de la noche (del jueves) se decidió suspender... La marcha hay que hacerla en Neuquén”, dijo Salazar. Sin embargo, los alumnos de diferentes colegios se reunieron igual en la Plaza de Los Pioneros en el horario fijado para la marcha. Evaluaron que para una protesta en la capital neuquina “se debe organizar un poco más, no es sólo decir vamos a Neuquén y arrancamos”, sostuvieron. Hubo desazón entre los adolescentes por lo que consideraron “un plantón”, pero decidieron volver a insistir con el reclamo. Habrá una reunión organizativa el lunes a las 19. Cumplido un mes más de la muerte de Jorge Oyarzún, en la Plaza de Los Pioneros se habían reunido muchos alumnos con pancartas, y también docentes y algunos integrantes de la comunidad que no habían sido anoticiados de la suspensión.

Los estudiantes debieron suspender la manifestación.


Comentarios


Marchar en Centenario “no tiene sentido”