Marcharon contra el desalojo de una toma




NEUQUEN (AN).- Cerca de un centenar de vecinos pertenecientes a las tomas del oeste de la capital, se movilizaron ayer hasta la Gobernación para solicitar una respuesta al pedido sobre la tenencia de los terrenos que hoy ocupan y la provisión de los servicios para los mismos.

En el lugar se hicieron presentes familias -en su mayoría mujeres y niños- de los asentamientos Almafuerte II, Toma La Familia, Toma Norte, Awkamawyza y Jóvenes sin techo.

"Tenemos pedido de desalojo para este viernes, y el IPVU nos dio una cita recién para el jueves", afirmó Alejandra Hidalgo, delegada de la toma "Jóvenes sin techo", ubicada en Anaya y 12 de setiembre, sobre tierras pertenecientes a CALF. A este respecto agregó, "queremos que nos garanticen que no nos van a sacar, porque sabemos de los antecedentes que hay sobre desalojos violentos", indicó.

El pasado lunes, los representantes de las tomas presentaron un petitorio a las autoridades provinciales en el que manifestaron su postur con respecto a tres ejes fundamentales: la tenencia de tierras, la negativa al desalojo y la regularización de los servicios.

Desde la dirección General de Servicio Social del IPVU, se informó que el organismo "está abocado a brindar una solución integral a los distintos asentamientos en el ejido de la municipalidad de Neuquén". Además, solicitaron que se designe una comisión de hasta cuatro integrantes vecinales para que sean recibidos mañana en dicha sede.

El terreno fue ocupado por un grupo de familias en diciembre de 2002, y hace dos meses la justicia ordenó el desalojo al revocar el fallo de la jueza Norma Poza.


Comentarios


Marcharon contra el desalojo de una toma