Marcharon en Viedma por el esclarecimiento del crimen de Muñoz

Familiares calificaron de “lenta” la investigación judicial pero renuevan confianza. Piden renuncias en el gobierno provincial



#

Marcelo Ochoa

Se realizó una nueva marcha por el esclarecimiento del crimen del policía Lucas Muñoz, a casi cuatro meses de su desaparición en Bariloche.

Familiares y amigos encabezaron en Viedma esta movilización, concentrándose frente a los tribunales y en la Casa de Gobierno. Esta mañana, el hermano de Lucas, Javier Muñoz entendió que viene “lenta” la investigación aunque renovó su confianza en el proceso judicial y depositó expectativas por los resultados finales que arroje la autopsia realizada en Capital Federal, que se esperan para fin de esta semana o la próxima.

Aún así, Javier Muñoz ratificó sus críticas al ministro de Seguridad, Gastón Perez Estevan y el jefe policial, Mario Altuna, con pedidos de renuncias. En los últimos días, el bloque del FpV insistió en el pedido de interpelación para el ministro mientras diputados nacionales plantearon las dimisiones de ambos funcionarios.

Lucas Muñoz, oriundo de Ramos Mexía, Muñoz cumplía funciones desde octubre en la comisaría 42 del barrio 2 de Abril de Bariloche. Desapareció el 14 de julio cuando caminaba hacia la unidad policial para hacerse cargo de la guardia. Vestía su uniforme, portaba su arma reglamentaría y una mochila, que nunca apareció.

A los 27 días, el 10 de agosto, el cuerpo fue encontrado por efectivos del COER en un descampado de Bariloche.

La investigación -a cargo de Martín Govetto- intenta reconstruir lo que ocurrió con Muñoz a partir de su desaparición, cerca de las 13.30. Diez minutos antes, dos agentes lo vieron en la avenida Juan Herman, a pocas cuadras de la comisaría. Dialogaba con el conductor de un Chevrolet Corsa, gris, que los investigadores no pudieron hasta ahora identificar. Muñoz no se presentó a trabajar.


Comentarios


Marcharon en Viedma por el esclarecimiento del crimen de Muñoz