Marchas y caravanas a una semana del referéndum

Se movilizan todos los sectores venezolanos.



CARACAS (AP/AFP)- A una semana de un referéndum que definirá si se revoca el mandato del presidente Hugo Chávez, el oficialismo y la oposición convocaron ayer a sus seguidores a actos multitudinarios en Caracas.

Desde varios puntos de la ciudad, los seguidores de Chávez marcharon por el "No" y celebraron lo que dicen será un triunfo seguro en la consulta del 15 de agosto. Las encuestas a-puntan a resultados muy cercanos de la oposición y del oficialismo, dándole cerca de 50% de probabilidad a cada uno.

Los oficialistas marcharon vestidos de rojo, el color que los identifica con Chávez. Los manifestantes lanzaron fuegos artificiales y tocaban tambores y cargaban pancartas que decían "De Frente con la Revolución".

El alcalde caraqueño Freddy Bernal, leal a Chávez, dijo que participaron unos 900.000 seguidores. El jefe de los bomberos de Caracas, el coronel Rodolfo Briceño, dijo que "sin la menor duda son muchos más de cien mil" aunque el volumen de personas varió de una hora a otra.

Chávez dijo al final de la marcha que el próximo domingo le daría un "batazo" a la oposición que "va a caer en los jardines de la Casa Blanca".

"Vamos desde hoy a un ataque final, a una ofensiva popular en todas las direcciones, con mucha inteligencia y sin perder la calma", instó a cientos de miles de seguidores concentrados en la céntrica avenida Bolívar de Caracas. Vestido de camisa roja, que identifica a su gobierno, Chávez llamó a sus huestes a no caer en "triunfalismo" y a estar alertas a posibles "sabotajes" de la oposición para evitar su victoria en la consulta.

"Nosotros vamos a ganar, pero no hemos ganado. Cuidado con el triunfalismo, quedan varios días; no podemos cometer ni un sólo error en los siete días que nos quedan", advirtió .

Chávez dice que la oposición y Washington conspiran contra él. La oposición y el gobierno estadounidense niegan las acusaciones. "A Chávez lo quieren sa-car porque no es un perro faldero de Estados Unidos. Por eso estamos aquí los verdaderos patriotas, para mostrarle a Venezuela y el mundo que Chávez cuenta con nuestro apoyo y que Venezuela es y será siendo un país libre bajo su mando", dijo Roberto Méndez, un manifestante, de 41 años, desempleado.

La oposición llamó a vario actos dentro de la ciudad, incluyendo una caravana por las principales vías de la ciudad y conciertos con artistas de rock y comediantes.

En otro acto, ciudadanos extranjeros y sus descendientes manifestaron su apoyo al "Sí" por la revocatoria de Chávez, vestidos en los trajes típicos de sus países y con sus banderas.

"Dentro de siete días los venezolanos tendremos la posibilidad cierta de frenar al demonio de la intolerancia, de la división, con su secuela de desempleo, inseguridad y hambre", dijo el gobernador Enrique Mendoza durante el acto con los inmigrantes.

Para revocar el mandato de Chávez, la oposición necesita reunir casi 3,8 millones de votos. De lograrlo, se llamaría a elecciones en un mes. El ganador asumiría la presidencia y su mandato concluiría en enero del 2007. El Consejo Nacional Electoral anunció ayer que estaba probando las nuevas máquinas electrónicas de votación en presencia de la oposición, el gobierno y observadores internacionales.


Comentarios


Marchas y caravanas a una semana del referéndum