Margarita Barrientos dice que va cada vez más gente a su comedor



La fundadora y dirigente del comedor Los Piletones, Margarita Barrientos, afirmó ayer que en los últimos meses aumentó el 50 por ciento la cantidad de gente que va a alimentarse a ese centro asistencial, al puntualizar que se sumaron “80 familias” a las 160 que iban habitualmente.

Barrientos reconoció que en los últimos meses “ha aumentado mucho” el volumen de chicos que se alimenta en el comedor que está ubicado en el barrio porteño de Villa Soldati, al sur de la Ciudad de Buenos Aires.

“Nos aumentaron más o menos casi 80 familias, sobre 160”, respondió la dirigente social al ser consultada sobre cuántas personas más comenzaron a asistir al comedor en los últimos seis meses.

Ante la pregunta sobre si se ven más chicos y más hambre en el centro que dirige, respondió que “sí, y mucha”, pero remarcó que “ésta es una de las grandes preocupaciones del Gobierno: la desocupación, el hambre”.

En declaraciones a una radio porteña, la dirigente social cercana al presidente Mauricio Macri también afirmó que en el comedor “se siente” que hay más desocupación.

Barrientos fundó en 1996 Los Piletones, donde además de alimentar a numerosas familias, funciona un centro de salud, una guardería y un centro de día para abuelos.

La dirigente social tiene relación cercana con el Presidente desde que éste era jefe de Gobierno porteño.

Durante la campaña presidencial, Barrientos expresó su apoyo al mandatario y en diciembre, pocos días después de asumir, el jefe de Estado fue con su esposa, Juliana Awada, y su hija Antonia a visitarla a Los Piletones.

Barrientos se vio envuelta en estos días en una polémica después de que reveló que el papa Francisco se negó a recibirla en ocasión de un viaje que hizo al Vaticano, en los días siguientes a su elección, en abril de 2013.

La dirigente social dijo que entonces un grupo de personas del Vaticano le aseguró que no sería recibida. Su visita coincidió con la de la titular de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

Ayer Carlotto rechazó que le hubiera pedido al papa Francisco que no recibiera a Barrientos y afirmó que este trascendido forma parte de “una novela absurda” producto de “una imaginación febril”. Este tipo de conjeturas “contribuyen a la grieta”, dijo. “¿Quién puede pensar que una persona como yo puede hacer una cosa así, con una persona que no conozco, como es Margarita Barrientos, y que puedo tener el poder de decirle al Papa que no la reciba?”, planteó.

Números rojos

Datos

34,5%
de los argentinos está por debajo de la línea de la pobreza, según la UCA. Son 13 millones de personas.

Comentarios


Margarita Barrientos dice que va cada vez más gente a su comedor