Marité Berbel le puso calor al festejo del Pescador y la Marea



SAN ANTONIO OESTE (Especial)- Con la presentación de Marité Berbel, quien le puso calor a la jornada, terminó el sábado la Fiesta del Pescador y de la Marea.

La mayor atracción se centró en la neuquina, con un recital donde repasó su historial musical. Antes de la presentación de Marité pasaron por el escenario grupos locales de rock y de folclore de la zona, para darle su encanto y luego ceder paso al show central de la fresca noche del sábado.

Marité Berbel contagió al público, que tuvo oportunidad de acceder a un buen tramo de los mejores temas de la tradicional familia neuquina, mezclados con percusiones mapuches y letra propias del grupo que siempre apela a su ya tradicional estilo.

La banda mostró todo su bagaje de recursos y experiencia. Recaló en el festival como primera experiencia en la zona, y alcanzó a cautivar a los espectadores, muchos propensos a sensibilizarse con lo tradicional y el estilo del grupo de Neuquén.

La programación artística comenzó el viernes con la exhibición de las fileteras que terminaron dándole paso a los artistas regionales y más cerca de la medianoche en torno al anfiteatro comenzó el lanzamiento de fuegos artificiales que despertó la alegría del público, el mismo que luego recibió a Hugo Jiménez Agüero cuando apareció sobre el escenario de la fiesta del Pescador.

El músico de Santa Cruz confirmó su versatilidad sobre el instrumento que ejecuta, tanto como la de sus dos compañeros de grupo, sumado al despliegue de voces que mostró durante cada interpretación.

Si el clima era fresco, Jiménez Agüero se encargó de irradiar calor y color.

El grupo comenzó su actuación pasada la medianoche y ni bien empezó a tocar recibió plena aceptación desde todos los ámbitos del anfiteatro, pero sin dudas la melodía de la canción Aoniken fue la que llegó y captó el corazón de los jóvenes y grandes presentes.


Comentarios


Marité Berbel le puso calor al festejo del Pescador y la Marea