Martínez se movió cómodo en el barro

La lluvia hizo estragos en el Argentino. Sólo se disputaron 3 tramos.



#

Rauly se quedó con las ganas de seguir acelerando su VW Gol con que terminó en el “top five”.

Gentileza

La lluvia volvió a ser protagonista, como en la primera etapa, y ayer directamente después de disputar un solo tramo de velocidad, se canceló el Rally de San Antonio de Areco, en el estreno del renovado certamen argentino. Sorprendió Juan M. Marchetto, logrando la victoria en la Clase 3. El mejor regional fue el reginense Raúl A. Martínez, quien terminó cuarto. En la primera etapa la lluvia hizo estragos y de ocho tramos sólo se cumplieron dos. Ayer, en la segunda, todo se complicó. Sólo se alcanzó a disputar la primera prueba especial, la 9, que unía a San Antonio de Areco con Baradero. Fueron 33,56 kilómetros, en los que unos pocos tuvieron la suerte de transitarlo sin lluvia. En definitiva, fue el único especial que alcanzó a completarse, ya que posteriormente se decidió la cancelación de la PE-10 y PE-11, obligando a las tripulaciones a ir en enlace hasta el parque de asistencia. Después de más de dos horas de deliberación y de relevar los caminos, se resolvió no seguir con la prueba, porque no estaba garantizada la seguridad ni para los participantes ni para los aficionados. Con sólo tres tramos y muy pocos kilómetros recorrido, la prueba entregó sólo medio puntaje y desnudó algunas falencias organizativas. Marchetto aprovechó bien la perdida de tiempo de Luciano Bernardi, ganador de la primera etapa, y se quedó con la victoria tanto en la general como en la Clase 3. Superó a Gabriel Pozzo, por 31s 9/10, y a Miguel Baldoni, por 39s 7/10. Después, un recargo a Marchetto por no respetar una chicana redujo la diferencia, pero fue sólo para las estadísticas. El reginense Martínez se quedó con ganas de ir por más con su VW Gol Trend. Empató el cuarto lugar con el paraguayo Diego Domínguez, con un KIA Río, pero se benefició porque terminó mejor en el primer tramo del pasado sábado. En cambio, no tuvo suerte el huinculense Alejandro Cancio, quien en su estreno con un Peugeot 207 tuvo que abandonar cuando promediaba el único tramo de ayer, por un despiste.


Comentarios


Martínez se movió cómodo en el barro