Más cruces que propuestas en el histórico debate presidencial

Daniel Scioli y Mauricio Macri se criticaron las respectivas gestiones y abundaron en chicanas. Por momentos fue un diálogo de sordos: ninguno respondió a las preguntas del otro.

#

Finales distintos. Scioli mira a la concurrencia y Macri se besa apasionadamente con su esposa Juliana Awada. (Foto AP)

#ArgentinaDebate

Sin tregua. Así fue el histórico debate entre los candidatos presidenciales que competirán el próximo domingo en el primer balotaje de la historia argentina.

A lo largo de un vertiginoso contrapunto que en algunas ocasiones fue caótico, los candidatos de Cambiemos y el Frente para la Victoria debatieron y se lanzaron duras acusaciones. Mauricio Macri se mostró más incisivo que Daniel Scioli, que repuntó hacia el cierre del debate un desarrollo que se le presentó adverso en gran parte de la noche.

Estructurado en bloques temáticos y con la posibilidad de preguntarle al rival, el debate estuvo marcado por las chicanas constantes y por la incapacidad en varias ocasiones de contestar las consultas contrarias.

El candidato de Cambiemos empezó con un mensaje más íntimo hacia los votantes: “A vos que estás en tu casa...”, dijo al empezar su participación en el tema “Desarrollo económico y humano”.

Y hombre del FpV trató reiteradamente de asociar a Macri con el modelo neoliberal y los años 90.

Macri prometió dos millones de empleos y un gran plan de infraestructura. “El desafío es crecer”, afirmó.

Y le recordó a Scioli: “Vos no viniste al anterior debate”.

“Sus ideas son un peligro para el conjunto de la sociedad”, advirtió el gobernador de Buenos Aires. “¿Quién va a pagar los costos del ajuste?”, lo interrogó Scioli a Macri. “La gente no tiene miedo”, le respondió el exjefe de Gobierno porteño promediando el primer bloque del intercambio.

Una y otra vez a lo largo de la confrontación, los candidatos mostraron dos posturas claras. Un Macri afirmando que Scioli no le contestaba cada vez que lo interrogaba, y que además repetía un libreto ya masticado. Y un Scioli asociando a Macri con el ajuste, advirtiendo a los trabajadores sobre las consecuencias que tendría un “cambio de modelo”.

Después de una semana cargada de entrenamientos y simulacros de debate, ayer se notó que Macri tenía los tiempos de las intervenciones en la cabeza, pues sus exposiciones terminaban con el sonido de la campana.

En cambio Scioli fue interrumpido varias veces antes de redondear sus palabras, incluso en una de ellas de forma vehemente por el moderador Luis Novaresio.

El debate tuvo un ligero cambio de tendencia cuando se discutió el tema trata, en el que el candidato de Cambiemos dudó y Scioli pareció tomar nuevos bríos.

En uno de los momentos más intensos del debate, Macri acusó a su adversario de parecer un “panelista de ‘6, 7, 8’”.

El jefe de gobierno porteño ironizó: “¿En qué te han transformado, parecés un panelista de ‘6, 7, 8’. El problema no es el dólar, es el gobierno kirchnerista que no ha parado de mentir”.

En tanto, el candidato por el Frente para la Victoria le pidió a Macri que “no se confunda” porque “esta noche vino a debatir conmigo, voy a ser el que va a mandar”, por lo que exigió que “no pierda su tiempo con pelar con un gobierno que termina el 10 de diciembre”.

Scioli cuestionó la capacidad del opositor Mauricio Macri para superar el problema del narcotráfico, si no pudo “resolver el problema de los ‘trapitos’” en la ciudad, dijo.

En el mismo bloque, el candidato por el frente Cambiemos consultó a Scioli si avala la idea de que en Argentina no se fabrica droga, sino que “está de paso”, como declaró el jefe de Gabinete Aníbal Fernández, por lo que el gobernador bonaerense volvió a insistir: “Debatí conmigo, que soy el que aspira a ser presidente, como vos”.

En otra parte del debate, los candidatos evitaron esta noche referirse a los juicios de lesa humanidad, al tiempo que el oficialista intentó buscar el apoyo del votante del expostulante Sergio Massa al mencionar una propuesta del tigrense.

Durante el debate presidencial, Scioli aseguró que tomará una “propuesta de Sergio Massa” que apunta a “utilizar el dinero del narcotráfico para centros de adictos”.

Cuando el debate estaba en su parte final, los candidatos jugaron un par de cartas guardadas. El candidato de Cambiemos habló de su gestión en Boca, club del que fue presidente en un período con varios títulos.

Mientras tanto, Scioli recordó los momentos duros que le tocó vivir, como fue el accidente que marcó su vida.

Cierre compartido

En el cierre, Macri afirmó que era un cultor del “sonar y hacer”. Y convocó a votarlo.

Scioli volvió a reafirmar: “Yo te tengo que defender compañero trabajador”.

La imagen final fue con sus esposas, Karina Rabolini y Juliana Awada. Había pasado el histórico debate. Ahora sólo seis días restan para conocer al nuevo presidente. (Redacción Central/DyN)


Comentarios


Más cruces que propuestas en el histórico debate presidencial