Más de 200 vecinos se oponen a los medidores de agua

Inminente visto bueno municipal a la empresa que los instala

#

Contribuyentes de Copol, Salud Pública, Mercantiles, 14 de Octubre y Terrazas de Neuquén se reunieron con el defensor Dutto.

NEUQUEN (AN).- Los barrios de esta ciudad en los que el EPAS intenta instalar medidores de agua siguen en pie de alerta. Más de 200 vecinos de Copol presentarán sus quejas escritas ante los organismos del Estado, que se sumarán a las que en los últimos dos meses viene realizando un grupo de personas de cinco barrios ubicados en la barda.

Ante la inminente aprobación municipal para que la empresa encargada comience con las obras, representantes del barrio Copol, pero también de Salud Pública, Mercantiles, 14 de Octubre y Terrazas de Neuquén se reunieron en la Defensoría del Pueblo y plantearon la que será su principal arma de reclamo: aseguran que si se continúa con la instalación de los medidores, los estarán discriminando.

Es inminente el visto bueno de la municipalidad a la empresa "Sombras" para que retome los trabajos encargados por el EPAS. En realidad, la espera por aprobación municipal había demorado la instalación de los medidores, pero todos los involucrados sabían que, ni bien la empresa cumpliera con los requisitos exigidos para poder trabajar en la vía pública -romper veredas y calles para conectar los artefactos a los domicilios- las obras continuarían.

Quien debe decidir si persiste en la colocación de 1000 medidores de agua en un sector restringido de la zona de bardas es el EPAS, que en la última respuesta enviada a aquellos vecinos que objetaron en la medida adoptada por la empresa de aguas de la provincia justificó su accionar en que no se cobrará lo que indiquen los medidores y que sólo se utilizarán para obtener información del consumo promedio en Neuquén.

"Si van a hacer una prueba, que coloquen 10 medidores por barrio y no todos en la misma zona", dijo uno de los vecinos que ayer se reunieron con el defensor del pueblo neuquino, Juan José Dutto, para evaluar las medidas a seguir. Es que el próximo paso, si las autoridades del EPAS no aceptan los reclamos, será acudir a la Justicia.

Los argumentos que los vecinos son dos. Aducen que la instalación de los medidores sólo en los barrios afectados es una medida discriminatoria y que, además, estaría en contra de una ordenanza que habilita la medición del consumo mediante esta metodología sólo en industrias y en casas con piscina.

También descreen de que el EPAS sólo instale los medidores para medir el consumo y la cantidad de agua que se pierde en el sistema. Entienden que del cobro sólo a esos cinco barrios se estaría sólo a un paso. "No hay un plan general de colocación de medidores. Ellos van a colocar estos 1000 porque compraron 1000 y los van a poner aquí", dijo finalmente el titular de la vecinal de Copol, que aclaró que la resistencia se debe a que la metodología será restringida a esos barrios y no a toda la ciudad.


Comentarios


Más de 200 vecinos se oponen a los medidores de agua