Más de 400.000 personas tiene Alzheimer en Argentina



La enfermedad de Alzheimer afecta a más de 400.000 personas en la Argentina y el principal factor de riesgo es la edad, por lo que puede convertirse en una pandemia con un nuevo caso en el mundo cada 70 segundos, advirtió el director del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, Facundo Manes.

En vísperas del Día Mundial del Alzheimer, que se observa cada 21 de septiembre a propuesta de la Organización Mundial de la Salud (MS) y la Asociación Internacional de Alzheimer, Manes recordó que la enfermedad es un trastorno degenerativo cerebral crónico que afecta en forma progresiva la memoria, la conducta y otras funciones cognitivas.

“La enfermedad impacta en la vida diaria de los pacientes y sus familias”, dijo el médico, quien precisó que “normalmente se manifiesta después de los 60 años y el riesgo de desarrollarla aumenta con la edad”.

Aproximadamente el 5% de hombres y mujeres entre los 65 y los 74 años pueden padecerla, mientras que entre los que tienen más de 85 años el porcentaje de personas que la presentan alcanza el 40%”.

El especialista aseguró que “la enfermedad de Alzheimer no es parte del envejecimiento normal” por lo que destacó que una de las formas de combatirlo es retrasar su aparición.

“Si se lograra demorar su aparición unos cinco años, se reduciría drásticamente el número de personas enfermas ya que, en el momento de su estadío avanzado, los pacientes estarían alcanzando su expectativa de vida”, dijo Manes, quien también se desempeña como director del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO).

En este sentido, el especialista precisó que “se reduciría la prevalencia de la demencia 7% en 10 años y 9% en 30 años. Retrasar cinco años la aparición de los síntomas podría reducir la prevalencia 40% en 10 años y 50% en 30 años”.

“Generar conciencia sobre esta epidemia es vital para poder hacer frente de forma planificada al gran impacto social y económico que tendrá en nuestro país el avance de esta enfermedad en los próximos años”, consideró Manes.

Además destacó la importancia de “mantenerse mentalmente activos y prevenir factores de riesgo cardiovasculares”, para disminuir las chances de padecer Alzheimer.

Un informe de INECO destacó que el ejercicio mental es fundamental para conservar un cerebro saludable y algunas formas de lograrlo son mantenerse activo intelectualmente, llevar una vida social activa y dedicarle tiempo a actividades recreativas.

En cuanto a la actividad física regular, tiene un claro beneficio en la salud y calidad de vida de las personas ante el Alzheimer.

Estudios científicos han observado que caminar 30 minutos o más, cuatro o cinco veces por semana, es un factor protector para el cerebro, al igual que controlar la presión arterial, la diabetes y el evitar la obesidad y el fumar.

Para la OMS, en tanto, la enfermedad de Alzheimer es uno de los problemas de salud pública más relevantes de este siglo ya que en menos de 20 años habrá unos 65,7 millones de afectados.

“El efecto de esta epidemia se sentirá particularmente en los países de bajos y medianos ingresos, que son los menos preparados para afrontar este reto”, opinó Manes.

Por eso, señaló que esa situación “representa un desafío y una oportunidad sin precedentes, para quienes trabajamos desde la ciencia y para la comunidad, en la atención del Alzheimer”. (Télam


Comentarios


Más de 400.000 personas tiene Alzheimer en Argentina