Más de 5 millones en cheques rechazados



#

PETROLERA ARGENTINA

La difícil situación financiera de Petrolera Argentina no se oculta en los escritos del expediente. La empresa del grupo Más Energía ha reducido drásticamente su producción tras la convocatoria de acreedores en la que cayó en octubre de este año junto con Renesa -Refinadora Neuquina SA- su principal compañía vinculada en el grupo petroquímico de Schvartzbaum, que se completa con Maikop SA y Umber SA.

De hecho, la última apelación, aseguran que los embargos “afectan gravemente la liquidez patrimonial y la operatividad de la empresa, lesionando de esa manera su funcionamiento y causándole daños de carácter irreversible” y reconocen utilidades en el orden del 3%. Recalcan, sin embargo, que pese a la crisis, la empresa “siguió pagando el sueldo a sus 100 empleados”.

La compañía que en 2010 entró sin invertir un dólar y por la puerta grande al corazón de Vaca Muerta, de la mano de la por entonces privada multinacional YPF (se le adjudicó el área La Amarga Chica, pese a su insolvencia e inexperiencia), afronta hoy mucho más que una multimillonaria deuda fiscal al Estado Nacional.

Según los registros públicos de la Central de Deudores del Sistema Financiero, desde el 17 de julio de 2012 hasta el 27 de noviembre de 2014 acumuló un total de 5.525.284,52 pesos de deudas por cheques rechazados por falta de fondos en seis bancos distintos, de los cuales pagó 390.798,28 en forma tardía, manteniendo a la fecha un pasivo de 5.134.495,20 sólo en ese concepto.

En créditos bancarios impagos acumula poco más de 13 millones de pesos más. La deuda más abultada es con el Banco Ciudad de Buenos Aires, por casi 12 millones.

Para los bancos Galicia y Macro, Petrolera Argentina es un deudor en “situación 2”, lo que según la clasificación oficial de deudores del Banco Central significa cliente “en observación”. Para los bancos Itaú y Santander, la empresa está en “situación 3”, que se define como un cliente “con problemas”, pues su “análisis del flujo de fondos demuestra que tiene problemas para atender normalmente la totalidad de sus compromisos financieros y que, de no ser corregidos, esos problemas pueden resultar en una pérdida para la entidad financiera”.

Mientras que para los bancos Ciudad de Buenos Aires y HSBC Argentina, la refinería ya está en “situación 4”, categoría que el BCRA define como un cliente “con alto riesgo de insolvencia”, debido a que su análisis de flujo de fondos “demuestra que es altamente improbable que pueda atender la totalidad de sus compromisos financieros”. Y pronto en todos los bancos figurará en “situación 5”, categoría que corresponde el estado de cesación de pagos admitido por la empresa al presentarse el concurso de acreedores.

Además de los numerosos acreedores privados, el grupo petroquímico tiene deudas por créditos que le concedió el Estado neuquino a través del Iadep, el Ente Autárquico Intermunicipal de Cutral Co y Plaza Huincul (Enim) y el sindicato de Petroleros, todos ellos con prestamos millonarios por cobrar.


Comentarios


Más de 5 millones en cheques rechazados