Más de medio millón de pesos de pérdidas tras el terrible incendio



NEUQUEN (AN).- Las pérdidas como consecuencia del incendio del taller de chapa y pintura superan largamente el medio millón de pesos, que serán cubiertos por un seguro contratado por los dueños de la firma.

“Tenemos una pérdida casi total de la estructura”, aseguró Gabriel Jankowski, uno de los dueños del taller.

Jankowski anticipó que los daños son más que considerables ya que “una de las máquinas que se quemó vale más de 48 mil dólares”. A su vez dos autos y una lancha fueron totalmente destruidos por el fuego y tres más tienen daños severos. “Hay vehículos que van directamente a chatarra, no se salva nada, ninguna pieza”, dijo uno de los bomberos que participó de los peritajes que comenzaron ayer. Es que todavía no se sabe cuál fue el motivo que desencadenó el siniestro, uno de los más grandes de los últimos tiempos.

Al menos unos ocho autos permanecían ayer dentro del taller entre los restos del techo que -por estar recubierto el poliuretano, un material altamente combustible- fue arrasado por el fuego.

Cerca de las 10 de las mañana un grupo de peritos policiales llegó a recoger los indicios para intentar determinar cómo se inició el siniestro.

Fuentes policiales allegadas no descartaron que existan daños estructurales en una de las casas lindantes -que aún no son visibles- y agregaron que “puede llegar a haber un derrumbe”. Hasta ahora, el único perjudicado es un vecino cuya vivienda está en los fondos del taller. El paredón de su casa está literalmente partido y es muy posible que se caiga.

Los peritos, que ayer se chocaron con abogados y empleados de varias aseguradoras, no quisieron anticipar cuál pudo ser el origen del siniestro y anticiparon que los resultados no se conocerán por el momento. El galpón donde funcionaba el taller tiene una superficie de más de 1.200 metros cuadrados, y además del acceso por la calle Tierra del Fuego se puede ingresar también por la calle Libertad y emplea a diez personas.

“No creemos que tengamos que dejar a nadie sin trabajo”, sostuvo Jankowski. Y enseguida agregó que, de momento, están trasladando las herramientas y los autos que están en buen estado a otro galpón, en la calle Bahía Blanca. El dueño no comprende cómo se inició el incendio. El fuego, aparentemente, comenzó en un sector al que no ingresa gente. Y allí no hay ningún elemento que pueda iniciarlo. Aclaró que los empleados del taller se capacitan en cuestiones de seguridad e higiene industrial cada dos meses. Los cursos están a cargo de las empresas que proveen de maquinarias.

Desde Servicios Públicos aseguraron que es una práctica cotidiana que el municipio colabore con los bomberos facilitándoles agua a través de los camiones de riego y transporte de agua.

El miércoles por primera vez se utilizaron cinco camiones, cuando -por ejemplo- en el incendio del Tribunal de Faltas se emplearon sólo tres.

Esto porque los bomberos no tenían agua en sus autobombas para la magnitud del incendio, aclaró el secretario de Servicios y Gestión Ambiental del municipio, Carlos Yáñez.


Comentarios


Más de medio millón de pesos de pérdidas tras el terrible incendio