Más de un millón de desplazados en busca de un nuevo hogar



Los desplazados que perdieron sus casas por las inundaciones de Katrina han sido dispersados en los cuatro puntos cardinales de Estados Unidos, pero no tienen dinero, ni empleo, ni se sabe de su porvenir. Se estima que un millón de personas, entre ellas 160.000 niños, fueron desplazadas tras el paso del ciclón que habría matado a miles de personas la semana pasada en tres estados del sur de Estados Unidos (Louisiana, Alabama y Mississippi).

A pesar de las numerosas expresiones de solidaridad, las autoridades de algunos estados están preocupados por el éxodo masivo, el más grande que ha conocido Estados Unidos desde la guerra de secesión (1861-65). Muchos refugiados abandonaron Nueva Orleans y otras ciudades devastadas del Golfo de México para escapar hasta donde sus finanzas, sus autos o sus relaciones se lo permitieran. Unos 250.000 desplazados habrían encontrado refugio en Texas, donde el gobierno de Rick Perry instaló un puente aéreo para evacuar a los damnificados a otros estados.

“Hacemos todo lo posible para responder a los requerimientos de los evacuados a su llegada, pero para responder a sus necesidades enormes, necesitamos la ayuda de otros estados”, explicó. Unas 120.000 personas fueron acogidas en los centros de urgencia de Texas, y al menos otro tanto fueron alojadas con sus familiares, amigos o en algún hotel.

El estadio Astrodome de Houston, donde muchas personas fueron trasladadas desde el Superdome de Nueva Orleans -donde se registraron disturbios, balaceras y violaciones- recibió autorización para servir de refugio hasta diciembre. Pero los servicios de salud del Estado han exigido la reducción del número de refugiados, tras la aparición de enfermedades infecciosas en este estado, alejado de la catástrofe climática. En Talahassee, Florida, no queda libre una sola habitación de hotel. “Salí sin mi abrigo ni mis papeles. Decidí que debíamos recorrer cinco horas, y llegue hasta aquí”, explicó Vera Marshall. La mujer pagó 120 dólares por la noche en una habitación de hotel donde se refugió con sus hijos. Su casa de Biloxi en Mississippi fue totalmente destruida. (DPA)

Notas asociadas: DESASTRE EN ESTADOS UNIDOS: Ayuda urgente para los sobrevivientes y más horror en Nueva Orleans

Notas asociadas: DESASTRE EN ESTADOS UNIDOS: Ayuda urgente para los sobrevivientes y más horror en Nueva Orleans


Comentarios


Más de un millón de desplazados en busca de un nuevo hogar