Más medidas



MADRID, España.- España se sumó a los esfuerzos de los gobiernos para revitalizar la economía, mientras el índice de confianza económica se hundió en la UE, Francia superó los dos millones de desocupados, China advirtió de un desempleo masivo y las grandes empresas enfrentaban noticias negras.

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, prometió “un nuevo comienzo” cuando en enero asuma las riendas del país y exhortó a los estadounidenses a trabajar juntos para superar la crisis económica, en un discurso por el feriado de Acción de Gracias.

El jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció una partida de 11.000 millones de euros (14.200 millones de dólares) “para inversiones en obra pública” y ayudas a distintos sectores productivos con el objetivo de crear 300.000 empleos.

El nuevo fondo supone “un esfuerzo del 1,1% del PIB” español, según Rodríguez Zapatero, que explicó que la iniciativa se enmarca en el plan de relanzamiento propuesto por la Comisión Europea.


Comentarios


Más medidas