Más personas se sumaron al reclamo por Daniel Solano



#

Ya son tres los encadenados frente al juzgado de Choele Choel. Mañana será la marcha, a seis meses de la desaparición.

CHOELE CHOEL (AVM).- Pablo Solano y la madre de Atahualpa Martínez, Julieta Vinaya, se encadenaron ayer frente al juzgado de Choele Choel, para acompañar a Gualberto Solano, padre del joven desaparecido el 5 de noviembre del año pasado. Además un importante número de personas se mostró indignada con la justicia y acompañaron a Gualberto hasta la madrugada de ayer, y también dejaron plasmado su reclamo en los distintos medios de comunicación de la zona. Este malestar de la comunidad con la justicia hace suponer que la marcha convocada para mañana, cuando se cumplen 6 meses de la desaparición de Daniel, cuente con la participación de una importante cantidad de vecinos. Julieta Vinaya indicó “entiendo a la familia, es realmente muy feo que te quiten un ser querido de un día para otro”. La madre de Atahualpa, asesinado en Viedma, de un tiro por la espalda, el 15 de junio de 2008, añadió que “uno no reconoce los lazos que lo unen con un familiar hasta tanto no ocurre algo que te lo hace notar y por eso la gente debe saber que es muy importante que aporten los datos que conozcan, porque esto le pudo haber ocurrido a cualquiera con un hermano, un hijo o un padre.” “Para un familiar nada es imposible” manifestó Julieta al referirse al descreimiento de la gente en que el caso pueda avanzar. Contó todo lo que una persona es capaz de hacer en busca de justicia, y como ejemplo mencionó el día que se arrojó a una de las ventanillas del auto en el que circulaba Evo Morales, con la finalidad de entregarle al presidente de Bolivia el legajo de la causa de su hijo Atahualpa. También refirió todos los avatares que debió sortear para llegar a la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, con su pedido de justicia. En tanto Gualberto Solano sigue encadenado y manifestó que allí estará hasta que le den una respuesta. El hospital de Choele Choel le está realizando chequeos diarios, mientras que vecinos solidarios se acercan hasta el lugar para tratar de ayudar en lo que sea necesario. Aparicio, uno de los abogados que colabora con la causa, indicó que se han aportado una gran cantidad de pruebas, y se identificaron a las personas que esa noche lo retiraron del lugar donde fue visto por última vez. Manifestó “si esto fuera una comida, nosotros ya aportamos todos los ingredientes para que se haga.”


Comentarios


Más personas se sumaron al reclamo por Daniel Solano